Tecnología de hoy y sensaciones de antaño con el nuevo neo-retro Ares S1

Ares Design es un carrocero que tiene como principal objetivo tomar coches exclusivos y hacer verdaderas piezas de colección, una de ellas es el Ares S1 Project Spyder, un descapotable con carrocería tipo barchetta con un diseño neo-retro que utiliza lo mejor de la tecnología y lo une a la sensación que te produce conducir un auto clásico.

Originarios de Italia, el país conocido por su tradición carrocera, Ares Design es uno de los talleres más conocidos por sus propuestas en este estilo, algo que demostraron meses atrás al tomar un Corvette C8 nuevo y desarrollar un coupé con una vista un tanto agresiva.

Ares S1 Project Spyder

El Ares S1 proyecta el estilo de un coupé y al mismo tiempo adopta una nueva forma más extrema con un diseño sin techo ni parabrisas.

Aunque el hecho de pensar en manejar este deportivo a gran velocidad y sentir todo el viento en la cara no es algo muy cómodo, el Centro Stile de ARES se ha asegurado de brindar la mejor experiencia de conducción agregando dos deflectores de viento que emergen de la carrocería aerodinámica, algo que redirige el flujo de aire sobre los pasajeros hacia las tomas de aire detrás del reposacabezas.

El S1 encarna los valores de Ares, donde la forma se une a la función para ofrecer un estilo único, un rendimiento dinámico sin igual y una experiencia de conducción pura y sin filtros.

Su carrocería en fibra de carbono combina a la perfección con el interior, todo hecho a mano con un acabado en cuero Napa Fino y Alcantara, sin olvidar sus líneas elegantes y minimalistas. La HMI está colocada en la consola central junto al tablero. Sus formas contrastan sin duda con la ausencia de techo y parabrisas.

Debajo de la carrocería se encuentra su motor V8 de aspiración natural. Con un máximo de 8.800 rpm la aceleración del Ares S1 llega de 0 a 100 km/h en 2.7 segundos.

La empresa italiana también creó un sistema de escape a medida que le otorga una potencia de 715 hp, entregada a través de las ruedas traseras y una caja de cambios de doble embrague de 8 velocidades y suspensiones de doble horquilla con ejes de aluminio forjado y control de conducción magnético adaptativo.

Para tener este modelo neo-retro, del cual solo se fabricarán 24 unidades, sus afortunados dueños tendrán que sacar de su cartera medio millón de euros.

Pixel Pixel