Te presentamos el FIAT 500 Abarth Tributo México: rápido, furioso y de edición limitada

Hay muchas opiniones sobre la cultura de los pocket rockets, o vehículos de tamaño pequeño y muy veloces, algunos de ellos, deportivos desde su concepción.

Este es el caso del último lanzamiento de FCA (FIAT Chrysler Automobiles) de la línea FIAT y precisamente de su modelo 500 en la versión más potente, la diseñada en colaboración con el estudio del hombre del escorpión, y especialista en potenciación de motores pequeños, Karl Abarth: el FIAT 500 Abarth.

Fiat 500 Abarth
Se comenta que el logo del escorpión responde al signo del zodíaco del propio Karl Abarth, el de los nacidos entre octubre y noviembre: Escorpio.

Y esta versión es más especial todavía, porque se trata de la edición limitada Tributo México (solo 37 unidades), que tuvimos el placer de probar en exclusiva para los lectores de Robb Report México.

Al igual que sus ediciones anteriores, el 500 Abarth Tributo México, ostenta la particularidad de llegar al público en los colores de la bandera mexicana: rojo, blanco y verde, aunque ha resultado ser un verde del tono “militar”.

Así fue que en una mañana a pleno sol pudimos probarlo y fotografiarlo en un terreno que nos resulta por demás familiar: el Desierto de los Leones, con sus clásicas curvas dignas de una etapa de la Carrera Panamericana.

Fiat 500 Abarth
El 500 Abarth Tributo México trae faros halógenos con lupas, además de sus luces de día dobles y los antiniebla en la parte baja de la fascia.

Sin duda se trata de un vehículo con todo lo que requiere una unidad del segmento premium. Este modelo cuenta con un motor 4 cilindros 1.4 litros Turbo de 160 caballos de fuerza y 170 Newton/metro de torque, acoplado a una transmisión manual de 5 velocidades (el que nosotros probamos).

Por eso lo de pocket rocket ya que con semejante configuración y casi una tonelada de peso, en las calles se lo ve ‘correteando’ habitualmente mano a mano con BMWs 118 o algunos Seat Ibiza.

El 500 Abarth Tributo México al igual que sus predecesores, pertenecen a ese nicho muy especial que corresponde a los amantes de la deportividad al conducir. No por nada viene equipado con amortiguadores Koni y resortes de alto desempeño e incluso barras estabilizadoras en ambos ejes.

Fiat 500 Abarth

Esto le brinda un grip extraordinario en curvas y contracurvas, aunque sin duda la versión “stock” se merece un juego de espirales de competición ya que evidentemente FCA ha tenido en cuenta las calles de nuestro país que no ostentan el mejor estado.

Además, esta edición especial agrega rines Abarth de aluminio de 17 pulgadas, neumáticos de perfil extra bajo (40) Pirelli PZero Nero de 205 milímetros, frenos de disco en las cuatro ruedas con calipers doble pistón y asistencias de seguridad como ABS, arranque en pendientes, más controles de tracción y de estabilidad, más 7 bolsas de aire.

Fiat 500 Abarth

En su interior encontramos asientos deportivos -sólo el del piloto es regulable en altura- estilo Recaro en piel, un volante deportivo en piel perforada, pedales en aluminio y quemacocos eléctrico de dos posiciones.

Fiat 500 Abarth

Al centro de su panel, el climatizador brinda la temperatura perfecta del habitáculo y una pantalla táctil con sistema U-Connect, un navegador algo difícil de usar, más una insustituible cámara de reversa y el sonido de abordo, a cargo de Beats con 6 bocinas y subwoofer, lo hacen irresistible.

Al volante

Teniendo en cuenta que este cinquecento Tributo México entrega todo su brío en el orden de las 5,500 revoluciones, con todas las limitaciones de rigor, su ECU (Engine Control Unit o más conocida como la computadora de la unidad) pone corte en las 7,500 y lo deja reclamando en un sutil mantra de pops & bangs.

Ahí es donde distinguimos la deportividad de este pequeño gracias a su escape de doble boca que aporta casi todo su sexappeal sónico, sumado al silbido de la mariposa del Turbopropulsor Garrett que lo deja a la altura de un essesse europeo.

Fiat 500 Abarth

Vale la salvedad ya que el Abarth normal en Europa alcanza los 135 caballos debido a que del otro lado del océano viene dotado con un turbocompresor IHI, de menos cantidad de libras de presión de soplido.

Al igual que otros autos de su nivel, este 500 posee dos modos de conducción, uno Normal y otro Sport, donde entre otros aspectos de la gestión del motor, la dirección electrohidráulica se endurece para brindar cierto control, cosa que lo hace incómodo para giros a bajas velocidades.

El escorpión característico de la casa Abarth hace gala en el centro de la refrigeración previa al Turbo.

Pero debemos decir que es un pequeño dragón, que circulándolo en el orden de las 3,000 vueltas reboza su cuore sportivo, lo que lo hace óptimo para ciudad y carretera.

Finalmente hay que decir que el FIAT 500 Abarth Tributo México alcanza un precio de 469,900 pesos aproximadamente.

La mala noticia es que esta edición es la despedida del 500 Abarth de la planta de FCA en Toluca donde se ha construido desde el año 2011.

Para los fanáticos, con la compra del automóvil, la marca entrega una caja con un llavero conmemorativo, así como un certificado con el número de VIN de la unidad que acredita su condición de edición limitada.

fiat.com.mx

Pixel