Te presentamos el auto más caro del mundo: el Mercedes-Benz 300 SLR de 142 mdd

Después de leer el título no es necesario decir que el Mercedes-Benz 300 SLR Uhlenhaut Coupé se ha convertido en un hito en el mundo del automovilismo, pero casi tan importante como su valor son las historias que hay detrás de él.

Este 300 SLR es uno de los dos creados en 1955 por el ingeniero Rudolf Uhlenhaut. Desde su salida de la fábrica se colgó el título de una de las grandes joyas de la historia del automovilismo al ser el perfecto ejemplo de ingeniería y diseño automotriz y a menudo definido como ‘el coche más bonito del mundo’ por expertos y entusiastas de los autos.

Mercedes-Benz 300 SLR, la joya del automovilismo

Su diseño se basó en otro auto histórico y que cosechó muchos éxitos y ese fue el W 196 R Grand Prix el cual ganó dos campeonatos mundiales con Juan Manuel Fangio detrás del volante al poder alcanzar 180 mph, lo que lo hacía uno de los autos legales de carretera más rápido de su tiempo.

Con una historia así es fácil entender porqué el antiguo automóvil se ha convertido en uno de los autos más caros jamás vendidos.

La venta tuvo lugar en una subasta celebrada en el Museo Mercedes-Benz de Stuttgart el pasado 5 de mayo, anteriormente el auto había sido propiedad del fabricante desde 1955. El exclusivo evento tuvo como invitados a clientes seleccionados y coleccionistas internacionales de automóviles y arte.

La puja ganadora ofreció 135 millones de euros (aproximadamente 142 millones de dólares) superando el récord existente de 90 millones de euros. La venta se abrió a un precio superior al precio de venta del Ferrari 250 GTO de 1962, auto que anteriormente también tenía el título del más valioso jamás vendido en una subasta.

Hasta ahora el comprador se ha mantenido en el anonimato, pero el dinero que pagó por el Mercedes-Benz 300 SLR servirá para establecer un ‘Fondo Mercedes-Benz’ que proporcionará a los jóvenes becas educativas y de investigación en áreas de ciencias ambientales y descarbonización.

Afortunadamente el comprador privado acordó que el Mercedes-Benz 300 SRL aún estará disponible para exhibiciones públicas, mientras que el segundo, que continúa siendo propiedad de la empresa, seguirá en exhibición en el Museo Mercedes-Benz de Sttutgart.

Fotografías destacada: RM Sotheby’s

Pixel Pixel