¿Te gusta Fast & Furious? ¿Cuánto ofrecerías por este Corvette Grand Sport de la película?

Una de las escenas de la quinta cinta de Fast & Furious tuvo como protagonista a Vin Diesel y Paul Walker, pero también a un flamante Chevrolet Corvette Grand Sport de color gris con el que saltaron al vacío.

El coche en la cinta no sobrevivió a la caída, pero en el mundo fuera de la pantalla los productores hicieron uso de algunos trucos para rodar la escena, por lo que el deportivo está sin siquiera un rayón y podría ser tuyo.

Construido por Mongoose Motorsport, un fabricante con licencia de GM, esta réplica del Corvette Grand Sport no es un auto de película cualquiera creado para lucirse en la pantalla. El auto cuenta con un chasis tubular personalizado con suspensión C4, un propulsor V8 de 5.7 litros que le da una potencia de 380 CV y una transmisión automática que envía toda la energía al tren trasero.

Del automóvil solo se crearon cinco unidades en 1963, dos descapotables y tres coupés y para el rodaje de la película se utilizaron un total de 12 réplicas. Una cuarta parte sobrevivió al rodaje y el ejemplar que se está poniendo a la venta es uno de los mejor conservados.

Esta unidad no se utilizó en ninguna maniobra y permaneció tan impecable con el día en el que se construyó, además, es el automóvil que pasó más tiempo con Vin Diesel y Paul Walker.

Cuando el rodaje terminó el auto fue adquirido por el coordinador de transporte para su propia colección personal de vehículos clásicos, posteriormente, la compañía VoloCars lo compró y llevará a una subasta en donde espera que su precio llegue a los 100,000 dólares.

VoloCars

Aunque si te interesa algo más barato, Mongoose Motorsport replica unidades de este automóvil y las pone a la venta por un precio inicial de 85 mil dólares, eso sí, sin motor ni transmisión.

Pixel Pixel