Sobrevivir al apocalipsis será cosa fácil arriba de Ricochet, la nueva bestia de Plan B

Hay vehículos a pruebas de balas que lucen completamente normales y luego están los que entre más vistosos, mejor. En esta última categoría se encuentra la última creación de Plan B bajo el nombre Ricochet.

A Ricochet no le que preocupa lo que los demás puedan decir de él cuando se acerca en la calle, su principal propósito es verse rudo y proteger a sus ocupantes de cualquier peligro que se encuentre en el exterior.

Haciendo su primera aparición pública en el SEMA, Ricochet es una enorme máquina inspirada en otra bestia a prueba de balas, el Humvee.

Aún más grande que el Humvee, ambos vehículos comparten la misma plataforma, con la diferencia de que el Ricochet recibió un cambio de imagen completo proporcionado por Plan B Trucks.

Con espacio suficiente para proteger a cuatro personas, el Ricochet puede resistir múltiples rondas disparadas por una ametralladora. Si parece no ser suficiente, la camioneta tiene una armadura de clasificación B6 y ventanas con dos pulgadas de espesor que resisten disparos de un rifle.

Las puertas se pueden duplicar para funcionar como escudos y al mismo tiempo abrirse de forma elegante, porque la seguridad no está peleada con el buen gusto. Ahora que si el dueño quiere aún más protección hay una torreta táctica en el techo en la que se puede montar un arma.

El uso principal es la protección, eso no significa que el propietario no lo pueda personalizar según sus gustos. Plan B ofrece una variedad de acabados, desde la parte superior hasta las puertas.

La potencia sigue siendo parte fundamental del modelo y en su interior lleva un motor diesel Duramax de 6.6 litros y una transmisión Allison de seis velocidades.

Otros detalles incluyen un puerto de armas y un sistema de bloqueo doble para mayor seguridad, mientras que el piso alberga compartimentos de almacenamiento masivo y un paquete de baterías de 110 V para brindar energía de respaldo.

El precio del Ricochet comienza en los 270 mil dólares y dependiendo de las configuraciones puede alcanzar los 450 mil dólares.

Pixel Pixel