Porsche 911 Turbo S Gemballa GTR 8XX Evo-R, un nombre largo para un deportivo épico

Si bien no hay que ser un experto para reconocer que un Porsche es deportivo único, a veces puede ser complicado ubicar cada modelo, sin embargo, el Porsche 911 Turbo S Gemballa GTR 8XX Evo-R no necesita de grandes explicaciones para mostrar que es un automóvil único y especial.

Si vamos por el principio podemos destacar que la base de este deportivo no es cualquier Porsche, sino un 911 Turbo S de la generación 991, la cual es super exclusiva, rara y superpoderosa con 580 HP que provienen de sus motores de seis cilindros planos de 3.8 litros.

Porsche 911 Turbo S

¿Cómo interviene Gemballa? Si aún no estás del todo familiarizado, Gemballa ha estado en el mundo del tuning desde 1981 y se ha ganado una gran reputación al crear algunas de las conversiones más extremas con modelos de McLaren, Mercedes Benz, BMW y Ferrari.

Cuando Eric Wong, propietario de un 911 Turbo S, decidió que quería destacar del resto lo dijo muy en serio. Olvidándose de envolturas de vinilo o ruedas nuevas, Wong subió hasta la cima del tuning dándole a su 911 el tratamiento de Gemballa, creando el 911 Turbo S Gemballa GTR 8XX Evo-R.

¿Qué lo hace tan especial?

Este deportivo no sólo presume algunas partes internas de rendimiento, también tiene un aspecto completamente único.

El paquete incluye cubierta frunk y parachoques delantero y trasero, guardabarros y faldones laterales, difusor, alerón y cubierta del motor. Este kit no es únicamente apariencia, todas estas adiciones mejoran notablemente la aerodinámica del 911 sin agregar mucho peso pues están hechas con fibra de carbono.

La parte trasera es ahora 2 pulgadas más ancha que la versión de fábrica, la parte delantera agrega 1.2 pulgadas de ancho; este ancho le da suficiente espacio a las nuevas ruedas GRS-F2 envueltas en Michelin cup 2. Una nueva ala se eleva sobre la curva trasera del automóvil y se extiende más allá de las tomas de la tapa de la cubierta de fábrica.

El motor también presenta mejoras como varillas HD y cabezales portados con válvulas más grandes, cabezal con puerto, turbo, colectores turbo, tubería de presión, catalizadores de alto flujo, escape deportivo y reasignación de ECU y trans.

911 Turbo S Gemballa GTR 8XX Evo-R

Su interior tiene que ser igual de imponente que el exterior. La cabina alberga un conjunto de asientos de carreras de cubo no ajustables. Desde la cubierta hasta el tablero son de cuero Alcantara cosido en rojo que fluye hacia las puertas de cuero rojo brillante.

Este deportivo es para los amantes de la potencia y la velocidad, pues estas actualizaciones llevan al 911 Turbo S Gemballa GTR 8XX Evo-R de sus 580 hp originales a 818 hp, sin duda un auto que no es para cualquiera.

Pixel Pixel