¿Por qué Ford ha creado una fragancia con olor a gasolina en tiempos de los autos eléctricos?

Una de las grandes apuestas de Ford es el Mustang Mach-E, el regreso -pero ahora eléctrico- de un clásico que estuvo ausente durante 17 años. La marca del ovalo ha hecho de todo para celebrar el estreno, desde una salsa extra picante que era una analogía a la experiencia de manejarlo, hasta la propia fragancia del vehículo: Mach-Eau.

En una encuesta que hizo Ford, uno de cada cinco conductores dijo que el olor a gasolina es lo que más extrañaría al cambiar a un vehículo eléctrico. Para hacer felices a sus clientes Ford creó este aroma diseñado específicamente para estos conductores del futuro que no quieren dejar este peculiar olor en el pasado.

El perfume fue hecho por la reconocida consultora de fragancias Olfiction, con ingredientes que añaden un elemento específico a la historia del automóvil.

Mach-Eau está diseñado para complacer la nariz de cualquier usuario y no solo emula el aroma a gasolina, sino que fusiona con notas ahumadas, aspectos de goma e incluso un elemento ‘animal’ como un guiño a la herencia de Mustang, todo para presentar una fragancia agradable.

Algunos de los elementos que se usaron fue benzaldehído, un aroma parecido a las almendras que desprenden los interiores de los autos, y paracresol que es clave para crear el aroma gomoso de los neumáticos. Estos ingredientes se mezclaron con jengibre azul, lavanda, geranio y sándalo.

Lamentablemente, este perfume tampoco está a la venta, solo es una estrategia que forma parte de la misión de Ford de ayudar a disipar los mitos que envuelven a los coches eléctricos y convencer a los entusiastas de los autos tradicionales de la potencia de un electrificado.

Sin duda estos productos han funcionado, pues cada vez hay más interesados en el sistema de propulsión totalmente eléctrico de 487 PS y 860 Nm y la aceleración de 0 a 100 km/h en 3.7 segundos que ofrece el Ford Mustang Mach-E que ya está disponible para ordenar en línea.

Pixel Pixel