Espíritu Mustang y alma de Tesla: te presentamos el nuevo Aviar R67 de 840 HP

Parece que la locura por los modelos retro está llegando al espacio de los vehículos eléctricos: ya hemos visto los Land Rovers e incluso los «vochos» de los 60´s, en versión cero emisiones.

Esta vez, la startup rusa de vehículos eléctricos Aviar Motors se sube a la tendencia con un Mustang 1967 totalmente eléctrico, con aspectos tecnológicos y el infotainment system de los Model S de Tesla.

La compañía lo describe como «el primer muscle car eléctrico con una dinámica de aceleración increíble y un alto nivel de comodidad«.

Afirman que para este prototipo lograron instalar una impresionante batería de 100 kWh en un chasis de aluminio y fibra de carbono relativamente pequeño basado en el Mustang Fastback de 1967.

Indican que el R67 brinda una autonomía de 507 kilómetros, la friolera de 840 CV, y alcanza 250 km/h de velocidad máxima.

Parece que este vehículo es para agarrarse fuerte, porque ofrece una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 2.2 segundos.

Tanta potencia es preciso que sea administrada correctamente, por lo que Aviar indica que el R67 está equipado con un conjunto de sensores para habilitar «capacidades avanzadas de asistencia al conductor diseñadas para garantizar la seguridad y la comodidad».

De acuerdo a Aleksey Rachev, el fundador de Aviar Motors, el proyecto va para aquellos que le gustan los autos vintage, en especial los de los años 60.

«Creo que los muscle cars de los 60 son el mismo símbolo de la cultura estadounidense, al igual que el Apollo 11 o Woodstock. Por su carisma y estilo, no hay nada igual. Su silueta poderosa y agresiva es realmente reconocible, y la apariencia en el camino siempre atrae miradas de admiración», dice Rachev.

Hay que decir que R67 posee una carrocería modelada en fibra de carbono y un interior con la electrónica del Tesla Model S, del que también comparte el tren impulsor y el sistema de frenado.

De acuerdo al prototipo, lleva rines de 20 pulgadas y neumáticos Michelín y si bien han captado la atención de la prensa especializada, lo compañía no ha especificado aún cuando el público podrá acceder a la carismática versión updateada de uno de los más clásicos muscle cars de la historia del automovilismo mundial.

Pixel