Mercedes Benz y Virgil Abloh revelan una colaboración que acuña el futuro del lujo sobre ruedas

Acaba de ser revelada la increíble colaboración entre Gorden Wagener, director de diseño de Mercedes-Benz, y Virgil Abloh, director artístico creativo masculino de Louis Vuitton y fundador de Off-White: y como resultado, una Clase G como nunca se ha visto antes.

Mi objetivo final en este proyecto con Mercedes-Benz es inspirar a jóvenes artistas, ingenieros y diseñadores a cuestionar el status quo”, dijo Abloh en exclusiva a Robb Report de Estados Unidos.

No es ningún secreto que el Mercedes-Benz G-Class se ha convertido en un vehículo estándar entre los conductores que buscan el SUV más exclusivo del planeta. Parece un tanque, con un precio sugerido de venta al público que compite con los automóviles de gama ultra alta más tradicionales.

Modelos exclusivos como los 4 × 4 “G-Wagen” y el Mercedes-Maybach Landaulet de precio astronómico han llevado a esta G a un territorio antes inexplorado.

Y ahora, el Project Geländewagen ha llevado el vehículo aún más allá, porque le ha dado impronta de auto de carreras, poniendo al incondicional SUV en una perspectiva completamente nueva.

Es prácticamente un G-Class para Nascar, incluso se vislumbra la comba de los neumáticos en el eje trasero.

Han diseñado prácticamente un G con características de Nascar: con la suspensión y el chassis al piso, cinturones de seguridad de seis puntos, faldones y jaula antivuelco con finísimos detalles Mercedes. Aunque lo mejor, es cómo han bajado el eje lateral del vehículo, al igual que en los autos de carrera.

Lo que si conserva es la reparación de auxilio, que de acuerdo a Wagener aporta estabilidad trasera a la unidad que esgrime su motor al frente, al igual que la original. Los detalles del interior son en el celeste característico de Off-White, con algunos en rojo para marcar las áreas de seguridad.

Butacas de competición en carbono y tapizadas en cuero casi blanco con los detalles del celeste Off-White en la jaula y los cinturones de seis puntos en rojo.

Este vehículo no lleva infotainment ni nada parecido, es casi una pieza one of a kind para el circuito, y del cual una réplica se subastará como parte de la venta de Sotheby’s Contemporary Curated, y las ganancias se destinarán a una organización benéfica en apoyo de las comunidades creativas internacionales.

Para saber más del novedoso vehículo y de esta colaboración creativa, les pedimos a ambos diseñadores que detallen el proyecto y nos dieran su visión compartida para el futuro del lujo.

RR: -¿Cuál fue la inspiración detrás del Proyecto Geländenwagen?

Gorden Wagener: -La clase G es el automóvil más icónico que tenemos en Mercedes-Benz, y Virgil y yo conducimos el Mercedes-AMG 63. Comenzamos el proceso de diseño analizando su ADN, dividiéndolo en su esencia para encontrar qué lo hace tan icónico. La base del enfoque fue hasta dónde podemos empujar a la clase G para que parezca un auto de carreras. Queríamos capturar la experiencia de poseer y conducir la clase G, y la diversión de la potencia, la aceleración y la velocidad, que es la forma en que pudimos ofrecer una interpretación nueva y diferente de la misma.

RR: -¿Cómo hicieron para reinterpretar la Clase G?

GW: -La Clase G tiene una personalidad distintiva, y la re-imaginación de ella con Virgil solo se suma a esto. Para Project Geländewagen, la silueta icónica se enfatiza aún más, demostrando su carácter monolítico. Los elementos de diseño se caricaturizan, por ejemplo, con los neumáticos de gran tamaño y la rueda de repuesto. Es uno de los autos más queridos que tenemos en Mercedes-Benz, por lo que fue el punto de partida perfecto para una exploración conjunta del «Nuevo lujo».

RR: -¿Qué paralelismos ve con el enfoque creativo de Virgil Abloh y el de Mercedes-Benz?

GW: -Creo que Virgil y yo compartimos la pasión por construir marcas de lujo modernas, ninguno de nosotros solo está interesado en el producto. La visión única de Virgil del lujo moderno tiene una gran sinergia con Mercedes-Benz: no se trata solo de un producto en particular o de una pieza de diseño, sino de la construcción de una marca de lujo holística que captura el espíritu de la época. Queríamos que el proyecto fuera verdaderamente colaborativo, lo que nos permitiría impulsar la creatividad de nuestros respectivos campos y crear una pieza de diseño verdaderamente icónica.

RR: -Virgil, ¿por qué Mercedes-Benz encaja bien con su expresión creativa en este proyecto?

Virgil Abloh: Siempre me ha interesado trabajar con los mejores de mi clase, el líder en una categoría o ámbito, no solo por lo que hacen, sino por lo que este producto o noción significa en un contexto más amplio.

RR: -¿Cuáles fueron algunos de los mayores desafíos que encontró con el Proyecto Geländenwagen?

VA:No los llamaría desafíos tanto como oportunidades. Hay tantas oportunidades de trabajar con una marca como Mercedes-Benz, tanta historia que honrar y devolver a la vida. Nuestro mayor desafío fue retroceder, evitar hacer demasiado.

RR: -¿Cómo se complementan su filosofía de diseño y la de Gordon Wagener?

VA: -Siempre he dicho que mi filosofía de diseño se basa en esta regla del 3%: un objeto solo necesita ser alterado un 3% de su forma existente para tener un impacto diferente y Gorden abrazó esto completamente.

Por Robert Ross.

Pixel Pixel