Lujo a prueba de todo, así es el Rolls-Royce Cullinan x Klassen, capaz de resistir una granada

Si pensabas que un Rolls-Royce Cullinan no podía elevar aún más su precio de seis cifras, ha llegado la firma alemana Klassen que ha logrado lo imposible… hacerlo aún más deseable, más caro y fortificado, al convertirlo en un auténtico bunker rodante.

Rolls-Royce Cullinan Klassen
Fotos: Klassen

El mismo SUV de lujo, ahora con protección balística

Un Rolls-Royce ya es de por sí un referente de excelencia y tratar de hacer modificaciones en él es todo un reto, es casi imposible, pues no deja mucho margen de mejora.

Al menos no, hasta que llegó Klassen, la firma alemana que acaba de presentar una nueva versión blindada del Cullinan y que viene acompañada de un conjunto completo de características de seguridad para mantener seguros a los pasajeros.

Con la intervención de Klassen, el riff del nuevo Rolls-Royce Cullinan x Klassen ofrecerá un nivel de protección balística de CEN 1063 BR6. En otras palabras, el ahora más resistente vehículo, ha sido equipado con una armadura lo suficientemente fuerte como para protegerse de cualquier tipo de armas mortales.

El techo y el piso reforzados pueden resistir la fuerza total de dos granadas de mano DM51 que explotan simultáneamente, –sí así de resistente–, mientras que el vidrio a prueba de balas de múltiples capas resiste el fuego de un rifle de alta potencia. Mientras tanto, el sistema de superposición especial garantiza que las balas no puedan atravesar los sellos de la puerta.

Blindado hasta el interior

Si eso no fuera suficiente, el ahora llamado Rolls-Royce Cullinan Armored, además, tiene protección balística en la batería y el módulo de control electrónico, junto con bisagras de puerta reforzadas, suspensión mejorada y neumáticos antipinchazo. A pesar de todo esto, el elegante exterior sigue siendo fiel al original, con un espíritu de éxtasis sentado con orgullo sobre la característica parrilla en forma de Partenón de la marca británica.

Para el interior, Klassen ofrece a los clientes la oportunidad de personalizar aún más la cabina de lujo con una variedad de materiales de alta gama. Afortunadamente, el forro del techo Starlight de Cullinan con 1344 extremos de fibra óptica centelleantes individuales permanece intacto.

Debajo del capó, conserva el V-12 de 6.7 litros original que es bueno para 563 hp. Eso es suficiente para impulsar el vehículo de cinco plazas de cero a 60 mph en solo 5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 155 mph.

Naturalmente, ahora que se convirtió en toda una bestia a prueba de balas gracias a la firma alemana, su precio y tiempo de fabricación aumentó, por lo que si quieres uno de estos para que sea tu nuevo búnker anti Apocalipsis, tendrás que esperar tres meses y gastar casi el doble del Rolls-Royce Cullinan regular, hablamos de casi 962,000 dólares, que vienen siendo 20 millones de pesos mexicanos, aproximadamente. ¿Pero, tu protección lo vale, no?

Con información de Robb Report USA

Pixel