Lamborghini Sián Roadster, el modelo más exclusivo y exótico de la marca italiana

Si pensamos que Lamborghini ya nos había sorprendido con su modelo Sián, el primer superdeportivo híbrido y el más potente jamás creado por el fabricante italiano, ahora nos presenta la versión descapotable: el Lamborghini Sián Roadster, un auto tan exótico y exclusivo que sólo se fabricaron 19 unidades.

Esta nueva edición especial se vendió a través del servicio personalizado de Lamborghini Ad Personam, por lo que los felices compradores pudieron elegir a su gusto el color, la carrocería, el interior y algunos detalles que hicieron de cada uno un modelo totalmente único.

Lamborghini Sián Roadster

Conservando el estilo y diseño salvaje del modelo coupé, este deportivo se fusiona con el diseño clásico de la firma italiana. La parte delantera sigue teniendo sus bordes afilados especialmente alrededor de los faros y la capota convertible, agregada con bastante elegancia, se eleva por encima del respaldo de los asientos.

La aerodinámica fue especialmente trabajada para crear un diseño que permitiera una cabina aislada del flujo de aire, como el divisor de la fascia delantera, el difusor trasero y el piso completamente plano.

Lo que marca la diferencia entre este híbrido y los demás es su sistema de supercondensador, que recupera energía del frenado y hace la entrega de energía eléctrica mucho más eficiente, dejando en el pasado las baterías de litio convencionales.

Sin olvidar la velocidad, el Lamborghini Sián Roadster tiene un potente motor V12 que ofrece 785 caballos de fuerza, un generador eléctrico de 48 volts que agrega 34 caballos de fuerza y dan un total de 819 caballos de fuerza, además de una transmisión manual automatizada y logra los 100 km/h en tan solo 2.9 segundos con una velocidad máxima de 350 km/h.

Esta versión descapotable fue tan exclusiva que solo se fabricaron 19 unidades, las cuales ya fueron vendidas a toda velocidad. Tomando en cuenta que la versión coupé cuesta alrededor de 3.3 millones de dólares, no sería una sorpresa que el precio de esta versión pudo llegar a los cinco millones de dólares.

Pixel Pixel