La Spyder RT Sea-to-Sky te llevará del mar a la montaña sobre tres ruedas

La firma canadiense de Can-Am acaba de presentar una versión aún más cómoda de su icónico modelo Spyder. Llamada Spyder RT Sea-to-Sky, cuyo nombre tiene una explicación muy particular.

En América del Norte hay unas pocas carreteras que son conocidas por muchos. Está la Ruta 66 en Estados Unidos, llamada la carretera madre, pues cruza por todo el país. Otra podría ser la Carretera Panamericana, la cual le ha dado nombre a diversos vehículos, como el Porsche Panamera.

Sin embrago, hay una tercera ruta que también puede ser considerada como algo especial: la Sea to Sky Highway en Canadá. Este camino recorre alrededor de 130 km en la Columbia Británica y pasa entre fiordos, montañas y glaciares, al igual que algunas cascadas de ensueño y enormes praderas alpinas. Esta carretera es la que inspiró el nombre y carácter del vehículo de tres ruedas del que hoy escribimos.

Un éxito sorpresivo

Cuando Can-Am lanzó la primera generación del Spyder alrededor del 2007, muy pocos creían que pudiera ser un concepto exitoso. No obstante, hoy se pueden encontrar más de 16,000 unidades rodando por todo el mundo. 

“Cada vez son más las personas de orígenes muy diversos que están descubriendo la alegría de salir en un viaje inigualable, y es genial poder darles la bienvenida a todas”, dijo Martin Ethier, el director de marketing global de Can-Am On-Road (la división de vehículos de carretera de la marca canadiense).

El nueva versión de este triciclo de la marca viene con un motor Rotax de 1,330 cc, el cual entrega aproximadamente 115 caballos de fuerza a 7,250 revoluciones por minuto.

Además, el Spyder RT Sea-to-Sky cuenta con un sistema de estabilidad que integra los frenos antibloqueo y el control de tracción a la hora de manejar, y cuando está parado cuenta con un sistema antirrobo con codificación digital para evitar que caiga en las manos incorrectas.

Igualmente destacan sus reposapiés ultra largos para viaje, centro de gravedad más bajo, asientos más amplios y calefactados, configuración de la suspensión perfeccionada que mejora la dinámica de la conducción y mayor protección contra el viento.

Una gran ventaja con la que cuenta es que para poder conducir el RT Sea-to-Sky no se necesita ninguna licencia especial, solo es necesario tener una para coche.

Pixel