La MV Agusta Brutale 1000 Nürburgring es una bala de fibra de carbono

Apodada «el infierno verde» por el gran Sir Jackie Stewart, el Nürburgring Nordschleife, circuito alemán de 12.94 millas, todavía atrae a miles de entusiastas de los automóviles cada año. Llevar ese nombre es una losa pesada, y para cargar con ella se tiene que ser especial. La nueva MV Agusta Brutale 1000 Nürburgring cumple con creces esos requisitos para desafiarla.

MV Agusta es conocida por crear versiones de edición ultra-limitada basadas en su línea de motocicletas. Ya hemos visto varias ediciones especiales de Brutale 1000 en el pasado reciente, como la 1000RR y la 1000RS.

Ahora, con la edición Nürburgring, la marca busca extraer más potencia y rendimiento de su buque insignia:, la Brutale 1000 RR, que actualmente es la motocicleta naked más rápida y potente del mundo, con una velocidad máxima de 186 mph y 208 caballos de fuerza

Para mejorar esos números en la Brutale 1000 Nürburgring, la marca enviará un kit de partes que no vendrá instalado de fábrica. Este incluye un sistema de escape de titanio Arrow de carreras y un mapeo de ECU dedicado que aumentan la potencia a 215 caballos de fuerza. El escape de titanio también es más ligero que el escape estándar, reduciendo aún más el peso total. 

No todo es el rendimiento

En términos de actualizaciones estéticas, la Brutale 1000 Nürburgring obtiene una pintura plateada, negra y roja con logotipos del Nürburgring junto con una cubierta de faro de carbono que genera una carga aerodinámica adicional y protege al motociclista de las ráfagas de viento, además de unas ruedas BTS ultraligeras que no solo reducen significativamente el peso, sino que también se ven impresionantes gracias al acabado brillante transparente.

Solo se fabricarán 150 ejemplares de esta edición limitada, y tendrá un precio de 32,200 euros en Italia, que se convierten aproximadamente en 37,000 dólares.

Pixel