GM adelanta el futuro y presenta un Cadillac volador y su primer vehículo autónomo

Cadillac volador

Si en la tierra no pasa desapercibido, imagínate lo que será ver un Cadillac volador, llevando, literalmente, el lujo al cielo.

En GM no sólo se lo imaginan, sino que ya se encuentran trabajando en ello. Y el avance es tal, que ya presentaron un concept de lo que podría ser el futuro eVOTL de la marca más lujosa de su portafolio. Esto, en el marco de la feria más futurista que existe: el Consumer Electronics Show (CES), que este año se lleva a cabo, por primera vez, de forma 100% virtual.   

¿Un Cadillac volador, será posible?

Las aeronaves que difuminan la línea entre el automóvil y el avión están despegando con fuerza, pues diversos fabricantes las consideran en sus planes futuros como un medio que ayudará a descongestionar a las grandes urbes.

A esta carrera se sumó oficialmente GM con la presentación pública de lo que podría ser el primer Cadillac volador. Un vehículo con el lujo característico de la firma que tendrá la capacidad de despegar y aterrizar en vertical (lo que se conoce como un eVOTL).

Aunque es poco probable que entre a producción en el corto plazo, este concept muestra el futuro posible del fabricante estadounidense que está inyectando dinero en el desarrollo de nuevas tecnologías para no rezagarse.

Durante la presentación, el vicepresidente de diseño global de GM, Michael Simcoe, dijo que el Cadillac volador estará destinado a viajes rápidos y que su diseño responde al momento en que la tecnología de vuelo personal sea posible.

Sin dar mayores detalles sobre su funcionamiento se pudo ver que se trata de un vehículo monoplaza, parecido a un dron, que podría desplazarse por el cielo a una velocidad cercana a los 90 kilómetros por hora.

Un vehículo autónomo

Con la misma visión futurista que inspiró a este Cadillac volador, el fabricante de autos de lujo se encuentra trabajando en otro gran proyecto: su primer vehículo autónomo, del cual también se presentaron avances en el marco de la feria de tecnología.

Fotos: GM

Se trata de una especie de camioneta con un amplio interior destinado a actuar como un espacio social, que funcionaría como una limusina, pero sin chofer.

Este concepto terrestre se presentó como un vehículo autónomo personal (PAV) que si bien sorprende ser autónomo, asombra por otra cualidad. Y es que cuenta con escáneres biométricos que leen los signos vitales de  los ocupantes y en función de eso ajustan las condiciones ideales de temperatura, humedad e iluminación, entre otras cosas.

Los pasajeros también pueden usar movimientos de manos y control por voz para personalizar la experiencia. Si bien los lados exteriores son esencialmente sin ventanas, un enorme techo de vidrio proporciona mucha luz y vistas increíbles al exterior.

El futuro nos ha alcanzado y aunque parecen todavía lejanos, seguro que el Cadillac volador y el vehículo autónomo presentados, antes de que nos demos cuenta, serán parte del pasado.

Pixel