Esta antigua Honda Gold Wing ahora será una temida motocicleta samurai

Aunque la nueva motocicleta personalizada de Death Machines of London toma su inspiración del siglo XVI, cualquiera creerá que se trata de una creación del futuro.

La última bicicleta de la tienda se basa en una vieja Honda Gold Wing GL1000 de 1977, y fue nombrada «Kenzo» en honor a Kenzo Tada, el primer competidor asiático en la carrera de motos de la Isla de Man Tourist Trophy en 1930.

Descrito por Death Machines of London como su «máquina más radical hasta la fecha», Kenzo fue diseñada para asimilar la armadura que usaban los guerreros samurai, en particular al venerado general Honda Tadakatsu, cuya leyenda dice que derrotó a 50 enemigos en 1570.

Para que el cuerpo de la moto parezca una armadura de 450 años de antigüedad, el fabricante tuvo que recurrir tanto a metalistería tradicional como a impresiones 3D para crear la sección superpuesta.

Otros toques de diseño inspirados en guerreros samurai incluyen una parrilla personalizada impresa en 3-D, manubrios envueltos con la técnica tradicional de envoltura de espada Tsukamaki, una «hoja» negra pulida como espejo que rodea el panel de luces delanteras y un asiento de cuero cosido a mano.

El velocímetro único de la bicicleta también merece tu atención, ya que luce un dragón translúcido perteneciente a un joyero japonés del siglo XVIII.

Como si todo esto fuera poco, la motocicleta luce una espectacular capa de pintura de titanio Samurai con detalles en negro mate y la palabra «Kenzo» inscrita en japonés.

Esta increíble pieza personalizada pronto estará disponible y podrá ser tuya por 75 mil dólares.

Nota publicada anteriormente en Robb Report por Bryan Hood