Eléctrico y futurista, «Naboo» es un yate tan ecológico que incluye un jardín en su interior

«Naboo«, el nuevo superyate de Hidden Portside es una prueba más de que la sostenibilidad y la navegación de lujo no son mutuamente excluyentes.

Creado por el estudio de diseño con sede el Barcelona, esta embarcación no sólo está en pro del medio ambiente, también, cuenta con un toque de naturaleza en su interior.

Naboo
Fotos: Hidden Portside

«Naboo», un lujo en pro del planeta

Cuando hablamos de lujo, se involucra el uso de materiales de calidad con un diseño innovador, impecable y de gran belleza, algo bien representado en este super yate de 50 metros. Pero más allá de esto, uno de los valores que más destaca en el «Naboo», es el estilo de vida sustentable.

El barco se mueve gracias a una propulsión eléctrica que permite navegar sin dejar huella de carbono, y paneles solares que recargan las baterías.

En cuanto al diseño, se presenta con un estilo futurista, construido con materiales sostenibles como aluminio reciclado y tela sintética.

Su pintura en color plateado metálico no solo le brinda elegancia, sino que le ayuda a repeler el calor de los rayos UV regulando la temperatura interior, al igual que sus paredes interiores hechas de PCM (materiales de cambio de fase), evitando el uso excesivo de aire acondicionado.

Desde su exterior, se nota a primera vista su espectacular jardín natural con vegetación, que abarca tres pisos del navío y, además, conecta a un club de playa de 65 metros y un patio interior de 95 metros cuadrados.

Cuenta con dos cocinas, una inferior para ser usada por los huéspedes y otra expuesta, mejor conocida como “casa del chef” –algo nuevo un yate– que permite ver la preparación de la comidas.

También, hay cuatro suites para huéspedes y una habitación para el propietario con terraza privada de 33 metros cuadrados, así como jacuzzi. Igualmente se dispone de un bar, jacuzzi secundario, pantalla, sala de estar y un garaje con gran espacio donde se puede almacenar una variedad de juguetes acuáticos.

Si te estabas preguntado, ¿por qué pusieron vegetación en un barco?, es debido a que el yate también está inspirado parcialmente en “Naboo” el planeta ficticio de Star Wars que contaba con abundante vegetación.

Pixel