El nuevo hypercar eléctrico Rimac Nevera te dejará helado

De Croacia para el mundo, Rimac por fin ha presentado su segundo vehículo el Rimac Nevera, un hypercar eléctrico con una velocidad excepcional, rápido y poderoso, así como la tormenta mediterránea que cruza el mar abierto en el que está inspirado su nombre.

Nevera está diseñado y fabricado a mano, definido por la función y forjado a partir de la pasión por la automoción que lleva con orgullo el nombre, pero también las características de esta fuerza meteorológica que es única en la naturaleza.

El exterior presenta 4,75 metros de largo, 1,98 metros de ancho y 1,20 metros de alto, el monocasco mezcal diferentes texturas, incluyendo fibra de carbono con un peso menor de 200 kilos, al final el peso total del Rimac Nevera es de 1,950 kilos.

Pasando al interior del Rimac, este combina el lujo y la comodidad de un Gran Turismo con el rendimiento de un hiperdeportivo. El auto presenta puertas de ala de mariposa y solo tiene espacio para el conductor y un acompañante, un aspecto singular son dos manettinos situados arriba de la pantalla que permiten cambiar el mapa motor y ajustar el porcentaje de potencia que se quiera en cada eje.

El manettino izquierdo permite navegar entre siete modos de conducción, mientras que el derecho es para hacer pequeños ajustes. El interior también cuenta con tres pantallas digitales: panel de instrumentos, consola central y una dedica específicamente para el copiloto, que sirve como un espejo del panel de instrumentos del conductor.

Rimac

En temas de potencia, el Rimac Nevera presenta cuatro motores eléctricos, uno por cada eje que son alimentados por una batería de 120 kWh que le da una autonomía de 550 km por carga. La potencia es de 1,917 hp y 1,750 lb-pie de torque, acelera de 0 a 100 km/h en 1.9 segundos y es capaz de alcanzar una velocidad punta de 412 km/h.

Los frenos tienen la capacidad de frenar a cero su velocidad, cuenta con un sistema de tracción R-AWTV-2, la cual realiza alrededor de 100 cálculos por segundo para entregar el torque ideal a la rueda o ruedas que lo requieran.

La empresa croata quiere que su auto sea impresionante aún en un circuito, por ello junto con NVIDIA desarrollaron un sistema de inteligencia llamado Driving Coach, el cual emplea 12 sensores ultrasónicos, 13 cámaras, 6 radares y el sistema Pegasus el cual analiza en tiempo real, el trazado óptimo y frenadas correctas, todo a través de alertas visuales y acústicas.

El hypercar solo tendrá 150 unidades disponibles, cada una con un precio base de 2 millones de euros o casi 50 millones de dólares.

Pixel Pixel