El Maserati Ghibli de Frank Sinatra y los autos de otras celebridades irán a subasta

Frank Sinatra

Un hombre como Frank Sinatra no podía menos que tener una colección de autos que reflejara su estilo, éxito y fortuna. Por su garage desfilaron desde modelos clásicos hasta los autos, para entonces, más modernos.

Tuvo, por ejemplo, un par de convertibles: un Chrysler de mediados de los años 30 y un Ford Thunderbird 1955 con un acabado semi dorado.

Asimismo, un Continental Mark II, un Cadillac ElDorado de 1958, y hasta un Lamborghini Miura 1969, fueron parte de su lujosa colección. Lo mismo que un Jaguar XJS y hasta un perfecto 1962 Dual Ghia L6.4.

El Maserati de Frank Sinatra

Sin embargo, uno de las autos más interesantes que Frank Sinatra condujo fue sin duda el Maserati Ghibli de 1970, un portento de su época que mezclaba lo clásico y lo actual con un sobrio color gris y un diseño largo, un poco menos cuadrado que los autos de décadas anteriores.

Frank Sinatra

Hablamos de un poderoso auto de transmisión manual, de 5 velocidades, con un motor V8 que produce 330 caballos de fuerza.

Presenta un cuerpo de acero, caracterizado por una punta en forma de nariz baja, diseñado por Giorgetto Giugiario, uno de los visionarios más aclamados de la industria.

La subasta Barrett Jackson

Esta rareza, cuyo antiguo dueño la vuelve más deseable, pasará bajo el martillo en Las Vegas, como parte de una de las subastas de Barrett Jackson consideradas por su importancia y atractivo un barómetro de la industria de automóviles de colección.

Y es que no sólo se trata del carro de Frank Sinatra, sino de otros emblemáticos autos que pertenecieron a importantes celebridades o que se ganaron su propio lugar en la pantalla grande como es el caso del Toyota Supra de Rápido y Furioso.

Un coche que adquirió un gran significado histórico y nostálgico, ya que fue el que originalmente condujo el difunto Paul Walker durante el rodaje de la película.

Los coleccionistas y entusiastas de los coches encontrarán verdaderas obras de arte sobre ruedas: desde el Maserati de Frank Sinatra hasta un Rolls-Royce Corniche de 1994, el roadster Mercedes-Benz 380SL de 1981 personalizado de Wayne Newton o un hipercoche híbrido McLaren P1 2015 de 903 caballos de fuerza, que perteneció al famoso coleccionista de autos y DJ extraordinario, Deadmau5.

Las entradas para el evento se venden exclusivamente en línea, así que si estás interesado, quizá aún puedes encontrar un lugar en este enlace.

Pixel