El Jumbo Jet de Virgin Atlantic vuela de Londres a NY con combustible 100% sostenible

Los paseos a través del charco se han vuelto un poco más verdes. Un avión de pasajeros de Virgin Atlantic voló de Londres a Nueva York utilizando combustible de aviación (SAF) 100 por ciento sostenible, lo que marca un paso significativo hacia la descarbonización de los vuelos de larga distancia.

Impulsado por motores Rolls-Royce Trent 1000, el Virgin Boeing 787 despegó del aeropuerto Heathrow de Londres justo antes de las 7 am EST del martes y llegó al Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York alrededor de las 3 pm EST.

El vuelo 100, como lo llama Virgin, marca la primera vez que un avión comercial realiza un vuelo de larga distancia 100 por ciento SAF.

Video Recomendado

Virgin Atlantic
Los motores Rolls-Royce Trent 1000 del Virgin Boeing 787. VIRGIN ATLANTIC

El multimillonario fundador de Virgin Atlantic, Richard Branson, el director ejecutivo de la aerolínea, Shai Weiss, y el ministro de transporte británico, Mark Harper, estaban en el vuelo, pero no había pasajeros ni carga a bordo.

“No podría estar más orgulloso de estar hoy a bordo del Vuelo 100 junto con los equipos de Virgin Atlantic y nuestros socios, que han estado trabajando juntos para establecer el camino de vuelo para la descarbonización de la aviación de larga distancia”, dijo Branson en un comunicado.

El vuelo sostenible de Virgin Atlantic

El vuelo 100 se produce apenas una semana después de que un avión de negocios Gulfstream G600 completara el primer vuelo transatlántico del mundo utilizando el mismo biocombustible.

Hecho de materiales de desecho, como aceite de cocina o grasas animales, SAF reduce las emisiones de CO2 hasta en un 80 por ciento, reduce las partículas en un 90 por ciento y elimina el óxido de azufre, mientras funciona como un combustible para aviones tradicional.

Virgin Atlantic
El Virgin Boeing 787 se recarga con SAF. VIRGIN ATLANTIC

SAF podría desempeñar un papel importante en la descarbonización de los vuelos de larga distancia. También podría ayudar a la industria a acercarse a la llamada estrategia del “jet zero”, es decir, el objetivo de la aviación de alcanzar el cero neto para 2050.

Actualmente, la industria representa aproximadamente del 2 al 3 por ciento de las emisiones globales de carbono, pero eso podría reducirse si el SAF se hace ampliamente disponible.

El problema es que el combustible es caro y difícil de conseguir. (El SAF puede costar tres veces más que el combustible para aviones convencional, pero representa menos del 0.1 por ciento del total del combustible para aviones que se utiliza actualmente a nivel mundial).

La demanda también está creciendo, y las aerolíneas están ansiosas por aumentar el porcentaje de SAF que pueden mezclar. con queroseno. El Departamento de Energía de EE. UU. estima que todas las formas de aviación eventualmente necesitarán 35 mil millones de galones por año para cumplir con los objetivos de cero emisiones netas de carbono para 2050.

“Simplemente no hay suficiente SAF, y está claro que para alcanzar la producción a escala, necesitamos ver una inversión significativamente mayor”, añade Shai Weiss, director ejecutivo de Virgin Atlantic. “Esto sólo sucederá cuando existan certidumbre regulatoria y mecanismos de apoyo a los precios, respaldados por el gobierno. Flight100 demuestra que si lo logras, lo volaremos”.

Publicada por RAQUEL CORMACK en Robb Report EE.UU.

Pixel Pixel