El icónico Mercedes SL descapotable vuelve, bajo el sello AMG, más fuerte y deportivo que nunca

La historia del Mercedes SL, el roadster por excelencia de la marca teutona, arrancó en los años 50 y aunque se ha mantenido durante seis generaciones, no había recibido una puesta a punto tan relevante como la que acaba de hacerle el sello de alto rendimiento de la compañía: AMG.

Sí, el Mercedes SL aumenta a su nombre estas otras tres iniciales que garantizan una vuelta a las carreteras más fuerte, más potente, más elegante y más deportivo que nunca.

«El nuevo SL conjuga los genes deportivos del original con la Driving Performance característica de AMG. Al mismo tiempo, brinda a sus ocupantes lujo y confort a un nivel insuperable. Esta combinación no tiene parangón en el segmento de los automóviles deportivos y se refleja asimismo en el habitáculo, que combina máximo confort y calidad con la dosis adecuada de deportividad.

La fusión del mundo analógico con los equipos digitales más avanzados disponibles a un nivel cualitativo muy alto revela que el nuevo SL es la reencarnación de un icono en una nueva era”, comentó Philipp Schiemer, presidente de la gerencia de Mercedes-AMG GmbH, a través de un comunicado.

El nuevo Mercedes-AMG SL, la nueva edición de un icono del automovilismo

Hace casi 70 años nació en Stuttgart un automóvil deportivo, que se convirtió en una leyenda desde su presentación: el Mercedes SL, que hoy llega a su séptima versión como el primer automóvil deportivo que será lanzado exclusivamente por AMG, la submarca de alto rendimiento de la compañía.

Así, el nuevo Mercedes-AMG SL es la más reciente edición de un icono del automovilismo, y retorna a sus raíces con una capota clásica de lona y un carácter eminentemente deportivo.

De igual forma, el lujoso roadster con 2+2 asientos resulta especialmente idóneo para la conducción diaria y por primera vez utiliza un sistema de tracción integral para convertir en prestaciones la potencia de sus motores.

Una serie de componentes de alta tecnología acentúan su perfil deportivo. Entre ellos cabe destacar el tren de rodaje AMG ACTIVE RIDE CONTROL con estabilización activa del balanceo, la dirección del eje trasero, el sistema de frenos cerámicos de altas prestaciones AMG con discos compuestos disponible como opción o el sistema de iluminación DIGITAL LIGHT con función de proyección incorporado de serie.

El convertible estará disponible en dos modelos, el SL 55 y el SL 63. Ambos cuentan con un biturbo V-8 de 4.0 litros construido a mano acoplado a una transmisión automática AMG Speedshift MTC de nueve velocidades con lanzamiento Race Start que envía potencia a los cuatro ruedas, una novedad para el convertible.

El SL 55 aprovecha su sistema de lanzamiento Race Start para acercarse de cero a 60 mph en 3.8 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima de 183 mph. El SL 63, mientras tanto, puede lograr la misma hazaña en 3.5 segundos y alcanza un máximo de 195 mph.

Mercedes-AMG ha desarrollado el SL con total autonomía en su sede de Affalterbach como modelo Performance Luxury, completamente independiente de otras gamas.

El diseño exterior

En la parte delantera del nuevo Mercedes SL se luce la parrilla de barra vertical Panamericana de boca ancha, ahora estándar de la marca, que está alada por un juego de faros angulares. Su techo rígido retráctil también ha sido reemplazado por uno hecho de tela de tres capas, que puede bajar o subir en 15 segundos a velocidades de hasta 37 mph, según la marca. El cambio ayudó al automóvil a perder 46 libras y bajó su centro de gravedad.

  • Mercedes SL
  • Mercedes SL
  • Mercedes SL
  • Mercedes SL

El convertible, asimismo, tiene una parte trasera más prominente, con un alerón activo integrado y un nuevo difusor, en caso de que olvide que es un vehículo de alto rendimiento. Hay disponibles paquetes opcionales con detalles cromados y black-out, así como el paquete Aerodynamic para aquellos que buscan un aspecto elegante y aún más deportivo.

Un vistazo al interior del renovado Mercedes SL

Puertas adentro, el icónico Mercedes SL se ha sometido a un cambio de imagen igualmente completo. Presenta un diseño 2 + 2 por primera vez desde la generación R 129 a finales de los 80, lo que permite más espacio.

Cada uno de los cuatro asientos está disponible en cuero napa de uno o dos tonos, cuero napa con costuras de diamantes o cuero napa con detalles de microfibra Dinamica Race. Los reposacabezas vienen equipados de serie con el sistema de calefacción Airscarf de Mercedes para mantenerte caliente incluso cuando la capota está baja. Los asientos deportivos y de alto rendimiento AMG también están disponibles como complementos. En la parte delantera, no encontrarás la Hyperscreen que abarca el tablero de instrumentos del EQS , pero hay una cabina estilo aviación con un grupo de indicadores digitales de 12.3 pulgadas y una pantalla táctil de información y entretenimiento inclinable de 11.9 pulgadas.

Pixel