Dawn Mk-II Aurora, una fusión entre cohete y avión que podrá hacer varios viajes al espacio en un solo día

Jeff Bezos, Richard Branson y Elon Musk – o su compañía- ya han llegado al borde del espacio en sus respectivas naves espaciales, sin embargo, hay algo que ellos no han podido lograr y Dawn Mk-II sí, volar al espacio más de una vez al día.

La nave Dawn Mk-II accederá al espacio de una manera completamente nueva, despegando y aterrizando desde aeropuertos estándar, junto con aviones normales pues el vehículo fusiona el mundo de los cohetes y la aviación.

Dawn Mk-II
Fotos: Dawn Aerospace

Dawn Mk-II, la nave reutilizable  

El Aurora es un vehículo suborbital de subescala, se ha construido para demostrar la tecnología central de Dawn para el acceso diario al espacio, está diseñado para múltiples vuelos por día a 100 km/h.

El motor del Dawn Mk-II está diseñado para operaciones similares a las de un avión, a diferencia de que el rendimiento es el de un cohete. La nave utiliza propulsores almacenables y aptos para aeronaves para operaciones de gas-and-go, con modos de operación mono y bi-propulsor.

La combinación entre peróxido de alto rendimiento -HTP- y queroseno proporciona un impulso específico alto como un impulso de alta densidad, importante para empaquetar una gran cantidad de propelente en un fuselaje pequeño y aerodinámico.

Los propulsores almacenables a temperatura ambiente no se evaporarán y la fibra de carbono no sufrirá microfisuras, esto permite operaciones de aeronaves y flexibles y una vida útil casi infinita tal como cabría esperar de cualquier otra aeronave.

¿Para qué se podría usar esta nave?

La compañía ya ha hecho distintos vuelos de prueba que evaluaron el fuselaje y la aviónica. El Mk-II será utilizado para capturar datos atmosféricos para el modelado meteorológico y climático, y para realizar investigaciones científicas y demostraciones de tecnología.

La nave más grande de la empresa llegará en un par de años, una vez volando podrá transportar una carga útil de 550 libras, lo que le permitirá transportar satélites, carga y potencialmente astronautas al espacio. El tamaño y la naturaleza reutilizable mantendrán los costos bajos y brindarán un acceso sin precedentes al espacio, e incluso una alternativa para el medio ambiente.

La empresa pretende despedirse de la idea de descartar el hardware de lanzamiento cuando la mayor parte de la huella de carbono está en su producción, en su lugar buscan aplicar la capacidad de reutilización de los aviones a la industria espacial.

Pixel Pixel