Conoce este concepto de velero daysailer que promete máximo lujo sobre el agua

Tal vez parafraseando a Fred Bongusto, e inspirado sin duda en los paisajes de la Italia mediterránea, el concepto de velero daysailer Che Bella Vita (la linda vida!) es una clase de embarcación para disfrutar el mar a todo lujo, pero de día.

Precisamente, el Che Bella Vita es como lo define la gente de Beiderbeck Designs: un mega daysailer que pretende dar el equilibrio perfecto entre la navegación seria y la diversión marítima.

Por eso es que este concepto de velero daysailer que llega desde los tableros del estudio con base en Alemania, captura el espíritu mediterráneo y la vida bajo el sol, con amigos o aquel ser querido y una dotación en automático de Aperol Spritz.

Este mega daysailer de 19,8 metros es un velero que mezcla diseño entre un finlandés y un bote de competición, pero a mayor escala, navegado con solo una vela mayor desenrollada eléctricamente de 150 metros y con una barandilla escarpada en todos los sentidos, por lo que no hay necesidad de fenders.

Su visión es ser un velero sencillo y fácil de maniobrar con características como el timón que controla el sistema de doble mando oculto debajo de la cubierta, que se puede girar a sotavento o barlovento con facilidad.

El ajuste de la vela de este velero daysailer se puede hacer mediante cuatro botones para un control sin esfuerzo, en tanto un propulsor eléctrico en la parte delantera, le permite maniobrar fácilmente.

«Este yate es verdaderamente un daysailer y se adapta perfectamente a nuestra colección de estilo de vida», dice Robert Stark, fundador, copropietario y director ejecutivo de Marinepool-Spirit of the Ocean, que se ha asociado con Beiderbeck para llevar el proyecto más allá de un concepto.

Es un barco para navegar de día, porque es evidente las consideraciones que han tenido detrás de sus espacios habitables. La plataforma ha sido diseñada para minimizar los peligros de tropiezos y optimizar el espacio para que los que están a bordo disfruten del aire libre desde todos los puntos de vista.

El resultado: es un velero con una cubierta espaciosa con mucho lugar para moverse y disfrutar del entretenimiento abordo, con todas las características centralizadas, incluidos los asientos al aire libre.

A ambos lados del casco del Che Bella Vita, las plataformas se pueden bajar para tomar sol o saltar del bote al agua, e incluso hay una tabla de buceo que se extiende desde la parte trasera, para los que deseen hacer snorkeling.

El área de descanso sirve como un punto de relajación con acceso directo al sutil bar de cócteles para continuar la tarde, con la opción de aprovechar el espectáculo de luces LED a bordo para cuando las cosas se animen por la noche.

El concepto de daysailer se ratifica debido a la existencia de una sola cabina equipada con baño debajo de la cubierta con espacio suficiente para alojar a dos personas, pero la idea es que el propietario y el resto de sus invitados abordo disfruten en cubierta.

Vale decir que el Che Bella Vita es notablemente ligero, ya que pesa solo 15 toneladas, el 40% de las cuales son lastre para darle navegabilidad total.

Beiderbeck, más de 30 años de expertise

De la mente de los creadores de Che Bella Vita, Beiderbeck Designs, hay que decir que es una empresa de diseño alemana especializada en yates, sus interiores e infraestructura naval con más de 30 años de experiencia en su haber.

Después de haber trabajado en algunas embarcaciones, incluido el diseño exterior del Phocea /75m) y el Be Mine (40m), Beiderbeck también ha estado involucrado en proyectos de mayor escala como el Eos (de 93m), el Queen M (72m), y el superyacht Skat (de 71m).

Además de una amplia oferta de especialidades en proyecto y diseño, Beiderbeck también ofrece un servicio de gestión de construcción de yates y otro de consulta y asesoramiento, donde puede consultar a los expertos aquí.

A continuación, un video institucional de Beiderbeck para ver la magnitud de sus trabajos.

Pixel