Conoce el Pagurus, el primer catamarán anfibio con energía solar

Pensado como un catamarán anfibio con energía solar, el nuevo Pagurus del diseñador italiano Pierpaolo Lazzarini, sorprende por ser principalmente, el primero en su «especie».

El Pagurus es un género de cangrejo ermitaño de la familia Paguridae y esto puede llegar a explicar un poco la visión de diseño este catamarán anfibio con energía solar.

Al igual que otros cangrejos ermitaños, su abdomen no está calcificado y utilizan conchas de caracol como protección y por esto, al Pagurus se lo define como un crabmaran.

Formada como un catamarán anfibio con energía solar, de 25 metros de largo, la embarcación posee huella cero para abrirse camino a través del agua y la tierra.

Pagurus: catamarán anfibio con energía solar

La creación de Pierpaolo Lazzarini subdivide los espacios habitables en dos cascos laterales, conectados entre sí a través de una estación de puente en forma de torre.

Para dar tensión y reforzar el cuerpo principal de este catamarán anfibio con energía solar, una estructura de acero en forma de puente conecta cada lado con el otro.

Son cascos gemelos de acero que se pueden configurar en cada lado con 2 a 3 dormitorios, una cocina y un baño.

Esto brinda una capacidad para ocho pasajeros, más cuatro miembros de la tripulación.

La propulsión se logra con hélices de doble propela en popa, impulsadas mediante dos motores diésel de 890 caballos.

Los impulsores son capaces de mover el crabmaran a una velocidad máxima estimada de 24 nudos.

En la parte sumergida del yate, los cascos están diseñados con un espacio empotrado que alberga dos cilindros de acero a cada lado, cada uno con una brida en espiral helicoidal como la rosca de un tornillo.

Con la ayuda de la fricción del agua, los cilindros de tornillo generan energía para recargar las baterías del yate mientras navega.

Cada cilindro está interconectado a un motor independiente, que está enlazado a una transmisión de fluido de transmisión que es capaz de generar movimiento en el agua (unos 5 nudos), junto con energía simultánea acumulada.

Un crabmaran, anfibio pero estilo cangrejo

Pero lo interesante es cuando el Pagurus llega a tierra: en ese momento los cilindros giratorios bajan hacia el suelo, transformando el catamarán en un vehículo anfibio capaz de moverse sobre cualquier terreno, aunque sus preferidos son arena y barro.

El área central funciona como puesto de mando con la posibilidad de cargar diferentes vehículos a través de una plataforma de grúa incorporada, que se conecta a 4 cabrestantes eléctricos.

De acuerdo a Lazzarini Design, el crabmarán está disponible para el que guste invertir casi 30 millones de dólares.

Ganador del Designer Show de Monza del año 2010, Lazzarini se formó como diseñador automotriz, desarrollando proyectos para clientes privados al mejor estilo Pininfarina.

Además de ser una activa mente en el mundo de las cuatro ruedas, su expertise alcanza al diseño industrial e incluso la arquitectura.

Sus ideas disruptivas y transformadoras, se han reflejado en no solo conceptos, sino en diseños que alcanzaron a ser realidad como su UFO House (Unidentified Floating Object), una suerte de casa flotante con formato de platillo espacial que parece tomado de la serie de TV «Los Invasores» de los años ’80.

De eso se trata el diseño, de inspirar y brindar no solo la felicidad de los recuerdos y eso Pierpaolo Lazzarini lo sabe.

Pixel Pixel