China estrena el tren más rápido del mundo, el Maglev, que alcanza los 600 km/h

Si un país iba a crear el tren más rápido del mundo estamos seguros de que varios apostábamos a favor de China, pues si algo sabe hacer la nación oriental es innovar con su tecnología y de paso, sorprender al mundo como lo hizo con Maglev.

‘Maglev’ es la abreviatura de ‘levitación magnética’, muy ad hoc, tomando en cuenta la manera en la que el tren recorre las vías, ya que en realidad parece estar flotando sobre ellas gracias a una fuerza electromagnética que lo envía deslizándose.

El prototipo del tren fue revelado a medios de comunicación en el 2019. Ese mismo año, China anunció sus planes para crear círculos de transporte de 3 horas entre las principales áreas metropolitanas.

Maglev
Fotos: CRRC

Uno de los objetivos principales de China Railway Rolling Stock Corporation, además de la velocidad, era crear un tren que emitiera bajos niveles de contaminación acústica y requiriera menos mantenimiento que otros trenes de alta velocidad.

Maglev conectará a las grandes ciudades Shanghai–Hangzhou y Chengdu–Chongqing por tren, reduciendo el tiempo y los gastos necesarios para viajar por el país más poblado del mundo.

Hoy en día, el tren de alta velocidad puede recorrer aproximadamente unos 350 km/h, si lo ponemos en comparación, los aviones vuelan a unos 800 o 900 km/h, pero hay que considerar que existen zonas que no tienen aeropuerto y el Maglev llega a espacios intermedios importantes en su camino.

Maglev
Fotos: CRRC

Aunque parece todo estar listo, aún falta algo para que Maglev puede recibir a los viajeros: la redes de vías de levitación magnética aún no están completas. China solo tiene una línea de levitación magnética de uso comercial que conecta el aeropuerto Pudong de Shanghai con la estación Longyang Road en la ciudad. Un viaje como éste de 30 km dura aproximadamente 7 minutos y medio y el tren avanza a velocidad de 430 kph.

Pixel Pixel