Celebremos a los niños de casa con algunos autos de lujo hechos a su medida

Hay quienes llevan un niño dentro que ama los autos y la velocidad y otros que son niños y ya llevan la adrenalina en la sangre y justo para ellos se han creado autos de lujo que, además de sus grandes motores que los llevarán a toda velocidad, -siempre segura para ellos- también los hará lucir muy bien a bordo.

En el día del niño nos dimos a la tarea de enlistar esos pequeños autos que harán felices a los pequeños amantes de la velocidad y los autos de lujo. Es sus marcas, listos, fuera.

Ferrari 330 P2 Junior

El pequeño auto de carreras fue creado por la marca francesa De La Chapelle y recientemente se convirtió en el ‘juguete’ para niños más caro en una subasta.

El Ferrari original fue creado para ser el campeón de Le Mans gracias a su motor V12 y carburadores Weber, sin embargo, la pequeña replica creada en los 90’s no se quedó nada atrás, pues además de estar en excelentes condiciones, replica todos los detalles como el auténtico color ‘Rosso Corsa’ que el fabricante registró.

Esta replica a escala es el juguete perfecto y hecho a la medida para un pequeño y futuro aficionado a los autos.

Bugatti Baby II

Bugatti celebró el año pasado su 110 aniversario con el regreso de la réplica de unos de sus modelos más icónicos y el cual el propio Ettore Bugatti creó en 1926 para regalárselo a su pequeño hijo de 4 años sin saber que se convertiría en una leyenda de las carreras.

Con significativas mejores y un mayor tamaño para niños de 8 a 14 años, el Baby II creado por The Little Car Company viene con un paquete de baterías de iones y dos velocidades ajustables de 20 km/h y 45 km/h. El lujo no se queda atrás pues cuenta con un asiento de cuero, faros, instrumentos personalizados y carrocería artesanal pintada con el tradicional French Racing Blue.

McLaren 720S

La mejor parte de que los niños aprenda lo básico de manejar es que sea a bordo de un McLaren. La firma británica rediseñó el 720S para presentar un Ride-On para niños, que no solo es perfecto para ellos, luce increíble.

El auto es completamente eléctrico, con puertas diédricas, función de frenado con luz, sistema de reproducción de música, control remoto para conducción autónoma o paterna y la posibilidad de reproducir una película en la pantalla que se encuentra en el tablero de instrumentos.

Aston Martin DB5

Manejar un Aston Martin DB5 ya no será algo exclusivo de James Bond, ahora los niños podrán ir a bordo de esta impresionante joya desarrollada por The Little Car Company que reproduce con detalle el icónico y lujoso automóvil, incluyendo los instrumentos Smiths con indicadores funcionales.

Con 3 metros de largo y 1.1 metros de ancho, este DB5 se creó gracias a un escaneado de forma tridimensional con la finalidad de garantizar precisión y autenticidad. La potencia de este junior genera unos 6.8 caballos de fuerza y una velocidad máxima de 48 km/h con un rango de conducción de entre 16 y 32 kilómetros o un modelo DV5 Vantage que duplica la potencia.

Una moto, ¿por qué no? The Runt

Nada es tan ‘todoterreno’ como un niño y si los pequeños amantes de la velocidad optan por una motocicleta, Runt es la mejor opción para ellos, pues totalmente eléctrica y diseñada para los siempre ávidos de aventura esta replica llevará su adrenalina a tope.

Su estética es similar a motocicleta original, aunque su potencia evidentemente está adaptada para un menor. La velocidad máxima es de 35 mph y puede recorrer hasta casi 60 kilómetros con una sola carga, con tres modos de conducción dependiendo de la experiencia del conductor, la Grunt los llevará a vivir cientos de aventuras.

Pixel Pixel