Prepara tu cartera para esta subasta de autos clásicos

The 1969 Ford Mustang Boss 429 presented by Barrett-Jackson.

Como una manera de adaptarse a las condiciones del mercado que, hasta el momento nos ha impedido salir de nuestras casas, la famosa casa de subastas de Palm Beach, Barret-Jackson, tendrá una puja virtual de autos clásicos del 8 al 17 de mayo. 

En cuestiones de ofertas online no es ningún improvisado, ya que fue de las primeras marcas en introducir las ventas virtuales a principio de los años 90, así que ya tienen un largo camino recorrido. Y si de autos clásicos se trata, el fervor es aún mayor. De hecho, el CEO de la marca, Craig Jackson, menciona que los amantes de los autos de colección han recibido con muy buenos ojos el formato virtual, incluso, ha notado un incremento en el entusiasmo por ello. Y eso demuestra que la pasión puede más que una pandemia, pues un interés en común nos une. Por eso no duda que cuando se abra la subasta el segundo viernes de mayo, será un gran evento para los coleccionistas.  

En la puja podrán descubrir que muchos de los 75 autos de colección son de “reserva”, una oferta no tan común para la marca, pues del lote de 1,900 vehículos subastados en la puja de Scottsdale de este año ninguno era reserva. Y eso es algo de lo que Jackson se siente orgullos, pues considera que es una evolución en la manera de hacer negocios de la marca. La decisión de incluir modelos de reserva en la mayoría de las próximas subastas es una manera de darle confianza a los compradores y vendedores. 

Y aunque en la puja se presenta una buena gama de vehículos, hay tres autos de colección que acaparan el interés: el el Corvette Custom Split-Window Coupe 1963, el Ford Mustang Boss 1969 y el Shelby GT500 convertible de 1968, pues representan la excelencia del performance americano. El primero combina el icónico estilo de las ventanas del 63 con la tecnología y manejabilidad que buscan los compradores; el segundo, fue uno de los autos más importantes de la época, pues ayudó a que Ford le diera batalla a Chrysler en la NASCAR; y el tercero, una edición limitada que se inspiró en la victoria de Carroll Shelby en Le Mans. 

Ahora sólo queda que estés atento y saques la cartera para esta subasta. 

Pixel Pixel