Aston Martin lleva el lujo al océano con su submarino Project Neptune.

El nuevo vehículo de Aston Martin no conquistará la pista, pues la nueva apuesta del fabricante de autos británico irá un poco más profundo internándose en el océano con Project Neptune, un submarino en colaboración con Triton Submarines que sin lugar a dudas parece salido de alguna película del Agente 007.

La unión de ambas marcas significa un vehículo sin precedentes y lo es. Project Neptune será una edición limitada inspirada en el Aston Martin Valkyrie, con la capacidad de sumergirse a una profundidad de 500 metros y en él podrán explorar el océano dos pasajeros y un piloto a una velocidad de carrera superior a los cinco nudos.

Project Neptune, Aston Martin

El submarino ha tenido distintas modificaciones, pues buscando mejorar su hidrodinámica cambiaron el exterior agregando una cubierta de acrílico y revestimiento de iridio y una nueva división interna creando un vehículo único, con rendimiento, belleza y elegancia ya implícito en el ADN de Aston Martin, a lo que se le suma seguridad, confort y una visibilidad de 360°.

Project Neptune, Aston Martin

Project Neptune estará equipado con un paquete de baterías capaz de generar 30 kWh. Energía suficiente para mantenerse durante 12 horas y tendrá un peso de 4,0 toneladas.

Los interiores serán una lujosa combinación de cuero cosido a mano y fibra de carbono de alto rendimiento además de tres líneas de equipamiento y aire acondicionado, todo ensamblado a la perfección para aportar máximo confort a sus pasajeros y funcionalidad sin obstruir la vista panorámica.

Project Neptune

Los futuros compradores tendrán a su disposición el departamento de personalización de la marca, Q by Aston Martin, por lo que podrán elegir entre varias versiones de personalización que se adapte a sus necesidades y gustos.

Project Neptune

El precio, que aún no es revelado, estará a la altura de este lujoso submarino que asegura que sus afortunados compradores pasen horas de diversión en el fondo del mar.

Pixel Pixel