Revive el Aston Martin DB5 de la película “Goldfinger” de James Bond con todo y armas

Aston Martin DB5

Uno de los automóviles más famosos del mundo, el Aston Martin DB5 que inmortalizó el agente 007 en la película “Goldfinger” volvió a producirse como una edición limitada.

La marca británica se asoció con los productores de las películas de Bond: EON Productions, para garantizar que el vehículo resultara idéntico al conducido por Sean Connery en el film de 1964.

De ahí que muy pronto, los excéntricos propietarios podrán experimentar la fantasía de ser un agente secreto.

Cómo es el nuevo Aston Martin DB5

El nuevo Aston Martin DB5 es prácticamente idéntico al vehículo expuesto en la pantalla grande, salvo algunas mejoras.

Aston Martin DB5

Tiene el mismo acabado de pintura Silver Birch y cuentan con un interior con tablero de cuero idéntico.

Pero lo más sorprendente es que también presenta los artilugios del vehículo original, propios de un espía internacional.

Las armas secretas

El conductor de esta legendaria máquina podrá, desde hacer girar la matrícula para despistar a sus perseguidores, hasta lanzar bombas de humo.

¿Derramar aceite sobre el pavimento e incluso sacar picos de las llantas para reventar las ruedas de los criminales?, por supuesto que también está incluido.

Un escudo antibalas, un asiento de eyección y hasta ametralladoras ocultas también fueron contempladas, obviamente, todo esto acoplado de manera que no causen daño, ni se conviertan en algo ilegal.

Aston Martin DB5

Aún así, es necesario advertir que esta versión de Aston Martin DB5 es para el garage o pista privada de algún coleccionista, pues no tiene permitido circular por las calles.

Al interior de Aston Martin DB5

Aston Martin

Por dentro, el vehículo cuenta con una simulación de un mapa rastreador de pantalla, teléfono en la puerta del conductor, botón accionador de la perilla de engranaje, reposabrazos, consola central, armas ocultas debajo del asiento y control remoto para la activación de gadgets.

Edición muy limitada

La única sorpresa desagradable del Aston Martin DB5 es lo limitado de su producción. Solamente se hicieron, se vendieron y se entregarán, 25 réplicas de este emblemático vehículo, cuyo valor supera los 3.3 millones de dólares.

Así que, si no aprovechaste para hacer tu pedido previamente tendrás que esperar a que, ante el éxito en ventas, se le ocurra sacar algunas unidades más.

Pixel