Alfa Romeo presenta Passione, el e-book que demuestra por qué son la marca de autos más italiana

Passione

Hubo un tiempo en que fueron los más rápidos, en otro momento se distinguieron por su tecnología, igualmente han sido premiados por ser los más bonitos, pero a lo largo de 110 años de historia, lo que siempre ha distinguido a los vehículos de Alfa Romeo son sus diseños.

Diseños que se distinguen con un solo golpe de vista y que podrán ser muy clásicos o muy futuristas, pero que nunca dejan de ser sumamente italianos. Y eso se resalta justamente en el nuevo e-book de la marca, titulado, de manera muy adecuada, “Passione”.

El diseño italiano, la Passione de Alfa Romeo    

El encargado de hacer la presentación de Passione fue ni más ni menos que el Jefe de Diseño Exterior de Alfa Romeo EMEA, Alessandro Maccolini, quien más allá de desarrollar su trabajo con esmero y experiencia, le pone un mucho de pasión, pues se autoproclama un “alfista” de corazón.

Él, que empezó con la marca en 1997, como diseñador de interior y exterior de diferentes modelos, ha participado en el diseñño del Alfa Romeo Giulietta (2006-2010), MiTo (2003-2005) el 8C Competizione Concept (2002-2003), Alfa Romeo 159 (2001-2002), el 156 SW (1999-2001) y el Alfa Romeo 147 (1997-1999).

Según lo explicó Maccolini, este e-book explora más de un siglo de pasión de la marca por el diseño italiano y lo ilustra con bocetos exclusivos creados con el Alfa Romeo Style Center en Turín (Italia).

Las creaciones de Alfa Romeo siempre han expresado un diseño puro, esencial, libre de detalles redundantes. Cada vehículo puede ser reconocido a primera vista gracias a unos algos rasgos distintivos que los unifican.

Por ejemplo, el “trilóbulo”, que es probablemente el frontal más icónico de la industria automovilística.

Asimismo, el lateral de cada Alfa Romeo tiene una línea clara, enriquecida con proporciones esculpidas que destacan su elegancia aerodinámica. Y finalmente en la parte trasera se demuestra inmediatamente dónde se desata el poder.

De qué se trata Passione

Como lo explicó Alessandro Maccolini, en Passione, los diseñadores, modeladores y escultores que trabajan en Centro Stile comparten algunas de las ideas e influencias que los han inspirado y los siguen impulsando a soñar y crear los modelos Alfa Romeo del futuro.

Del mismo modo, se incluyen bocetos exclusivos, desarrollados por ellos, para ilustrar y entender algunos conceptos clave del diseño de la marca.

En otras palabras, Passione trata de revelarnos por qué Alfa Romeo es la marca de autos más italiana que existe.

Aborda, por ejemplo, cómo sus diseños están influenciados por la arquitectura, la cultura y el arte de aquel país.

Passione

Hablando de italianos, el libro hace un paralelismo entre el principio de tensión entre tendones y músculos que descubre Leonardo Da Vinci con el que la marca emplea para sus diseños. Un ejemplo de esto es el Disco Volante, o platillo volante que, debido a su forma radical, fue un prototipo de carreras de 1952 desarrollado en torno a un chasis enteramente tubular.

Este chasis proporcionaba los “tendones” o la estructura al vehículo y puede ser visto en la cruz dentro de la parrilla en forma de trébol.

Los signos distintivos del diseño de Alfa Romeo

Alfa Romeo ha hilado la historia del diseño de sus vehículos a través de signos de diseño muy particulares que hacen posible que distingamos a un auto de la marca al primer golpe de vista. Y de ellos se habla, también, en este e-book.

Para empezar aparece el diseño de los rines, reflejando el disco de marcación telefónico, se remonta a los años 60, cuando Alfa Romeo lo convirtió en un rasgo estético de todos sus vehículos.

Otra conexión interesante se forma entre el El Giulia TZ de 1963, que representó una evolución significativa con la introducción del concepto “coda tronca” o cola truncada y el más actual Alfa Romeo Stelvio que retoma esta disrupción en el diseño con líneas que conectan la fascia con la ventana envolvente trasera.

Autos legendarios como el 33 Stradale o el Giulia GT pueden verse hoy en día reflejados en los modernos 4C Spider o el crossover d Tonale Concepto.

Profundamente disruptiva, la marca italiana ha establecido tendencias, rompiendo con las normas e impresionado al mundo con creaciones pioneras como el Alfa 40 – 60 HP ‘Aerodinamica’ de 1941, que fue uno de los primeros modelos de la industria automotriz en recurrir al diseño aerodinámico.

Igualmente, basado en el 33 Stradale, las espectaculares líneas afiladas y la apariencia futurista del Alfa Romeo Carabo Concept, diseñado por Bertone, debutó revolucionó el concepto del auto deportivo con motor central.

Por qué es tan rico y variado el diseño de Alfa Romeo

La riqueza en el diseño de Alfa Romeo viene de un cotexto histórico en el que Italia, por su ubicación geográfica, se convirtió en un crisol de culturas que ha influenciado y ha sido influenciada por el resto del mundo, desarrollando una cultura caracterizada por un espíritu de curiosidad y exploración.

Espíritu intrínseco igualmente en el fabricante que fusionó los aportes de todos los diseñadores y carroceros en el momento en que otras firmas se casaban solamente con uno.

No obstante, todas estas influencias no hacen un diseño ostentoso, lleno de extravagancias, por el contrario, Alfa Romeo se ha distinguido por seguir la máxima del minimalismo donde menos es más.

Y esto también aplica en el diseño italiano que es puro y honesto, alejado de excesos y extravagancias. Es por eso que los modelos de Alfa Romeo trascienden en el tiempo como las esculturas romanas, como la pintura de los artistas del Renacimiento.

Y es por la suma de estos y otros detalles que se pueden ver en Passione que Alfa Romeo es la marca de autos más italiana que existe.

Pixel