¿Italia en Silicon Valley? Esta finca de 110 mdd captura la esencia de la Toscana

Vivir en Silicon Valley significa que si quieres que tu casa te haga sentir como si estuvieras en Italia, no hay nada que lo impida. Ubicada en el 890 Mountain Road en Woodside, esta propiedad de 3.3 acres recrea por completo la esencia de la arquitectura italiana con su buena dosis de lujo y elegancia.

La Toscana sin salir de Silicon Valley

La propiedad en cuestión está en el área denominada ‘Billionaire’s Row’, lo que significa que tiene como vecinos a varios empresarios tecnológicos incluido el fundador de Oracle, Larry Ellison y el fundador de Softbank, Masa Son.

Este paraíso está repleto de comodidades de última generación, detalles de lujo y mucho espacio para el entretenimiento. La mansión está dividida en varias estructuras, incluida una residencia principal, garaje para tres autos y una casa de huéspedes independiente.

Otro edificio separado de los anteriores incluye un gimnasio de 1,000 pies cuadrados conectado a una terraza para yoga al aire libre. Este edificio también alberga una peluquería -con lavamanos italiano y sillón para peinar, obviamente- y una sala de masajes, aparte está una oficina ejecutiva y centro de conferencias, prácticamente tiene lo necesarios para no tener que salir.

Los detalles del diseño son lo que realmente hace especial a esta casa. Al ingresar por la puerta principal de madera sólida, el vestíbulo tiene candelabros de cristal y pisos de piedra caliza, así como paredes y techos revocados a mano. La escalera que va al segundo piso está hecha de mármol y piedra caliza con paneles de vidrio en forma de estrella y un pasamanos de bronce macizo que tiene vista a un candelabro italiano a 18 pies hecho a medida.

La propiedad privada no estaría completa si no tuviera dos cocinas, una de chef y una principal, ambas equipadas con electrodomésticos Sub-Zero, Miele y Wolf. La cocina principal tiene un techo de ladrillo con bóveda de cañón único con candelabros y mostradores de mármol hechos de mármol Calacatta Viola.

Fotos: Paul Rollins

Otras características de la casa principal incluyen una bodega de 6000 botellas y una sala de proyección y para los aficionados al golf, el nivel inferior cuenta con un simulador de golf.

Fuera de la casa hay una piscina reflectante de 50 pies con cuatro fuentes de agua y dos exhibiciones de fuego en el agua, así como una piscina de agua salada con ozono de borde infinito, cada una con iridiscentes azulejos italianos de mosaico de vidrio.

Debido a la inspiración italiana, el arquitecto y paisajista Todd Cole de Strata Landscape Architecture en San Francisco agregó en el terreno cientos de rosas, más de 40 olivos toscanos para producir aceite de oliva y un césped de anfiteatro aterrazado por jardines y olivos.

El exterior también tiene hoguera de gas con asientos, horno de pizzas y una ruta de senderismo privada, así como un segundo garaje que se puede convertir en una casa de cosecha de aceite de olivo.

Nota antes publicada en Robb Report US

Pixel Pixel