Creada para los amantes de la fiesta, La Fin es la mansión de 139 mdd con su propio club nocturno

En 2014, Joseph Englanoff pagó 5 millones por un terreno en las colinas de Bel-Air, durante los siguientes 7 años construyó una mansión tan impresionante como lujosa apodada La Fin, así fue como esos 5 millones se convirtieron en 139 millones de dólares.

La Fin, la mansión diseñada para la diversión

Bajo esta cantidad, La Fin está ‘diseñada para el entretenimiento a una escala comprable a los mejores hoteles del mundo’, con comodidades desenfrenadas y un nivel de opulencia que, a pesar de estar en unos de los vecindarios más cotizados del mundo, se siente más adecuado para un sitio como Dubái.

Fotografías: One Shot Productions

La propiedad se extiende en más de dos acres de terreno y cuenta con 12 dormitorios y 18 baños, ático separado, residencia para cuidadores y centro de seguridad.

Claramente esto es solo una minúscula parte de lo que La Fin ofrece, la casa está envuelta en enormes ventanas que le dan la bienvenida a la luz natural, los acabados incluyen pisos de mármol brillante traídos desde Italia y otras partes de Europa, candelabros de cristal personalizados y madera lacada.

En la lista de amenidades de la mansión se pueden encontrar pantallas LED al aire libre de 23, bares, sala bajo cero para degustar vodka con pieles para calentar a los invitados, sala de vinos privada con instalación de arte de cristal Murano personalizada, cine en casa con asientos de cuero belga importado, sala de cigarros, gimnasio con muro de escalada y probablemente lo que atraerá a todo amante de las fiestas, un club nocturno con 6,000 pies cuadrados con instalaciones para catering.

Como bien dijimos, La Fin está diseñada para el entrenamiento de su propietarios e invitados, con amenidades que superan las expectativas típicas de Bel-Air.

Su etiqueta de 139 millones de dólares la convertiría en la segunda venta de casa más cara de Bel-Air, el récord aún lo posee Lachlan Murdoch que pagó 150 millones de dólares por la famosa mansión ‘Beverly Hillbillies’. Por otro lado, La Fin es la tercera casa más cara actualmente en el mercado, el primer lugar le pertenece e The One, que está cotizada en 295 millones, pero de no ser adquirida pronto será subastada por problemas hipotecarios.

Pixel Pixel