Accidentes que dan gusto: Esta pintura de Rembrandt fue encontrada por error y vale millones

Una cosa es encontrar por accidente un billete en el pantalón o algún objeto que creíamos perdido, pero otra muy diferente es descubrir por error una pintura de Rembrandt que se creyó perdida por cientos de años y que tiene un valor de aproximadamente 240 millones de dólares.

La pintura encontrada es ‘La adoración de los magos’ que representa a los tres reyes magos visitando al niño Jesús luego de su nacimiento. Se piensa que esta pieza de arte hecha por el holandés Rembrandt Harmenszoon van Rijn se pintó entre 1632 y 1633.

Fotos: CNN

Estudiosos y expertos del pintor creyeron que la pintura original se había perdido hace cientos de años y que solo quedaban las copias repartidas por toda Europa, eso hasta ahora.

En el lugar más inesperado

En Roma, Italia, en la pared de una casa de campo estaba colgada esta pieza que sus dueños pasaban como uno de las varias copias que existían. Fue hasta que se cayó en 2016 y se mandó con la restauradora de arte Antonella Di Francesco que al ver la pieza notó que quizá esta no era otra copia.

Di Francesco limpió el barniz que se había acumulado en los cientos de años desde su creación, al finalizar y tras varios chequeos se determinó que efectivamente esta era la pieza original. La Academia Francesa de Villa Medici también en Roma confirmó que efectivamente la pintura es la copia original.  

Fotos: CNN

La restauradora calificó este momento como uno de los más destacados de su carrera, el descubrimiento sin duda fue uno de las experiencias más hermosas que le pueden suceder a alguien, aún más a alguien que dedica su vida a estas piezas.

La familia poseedora de la pintura ya declaró que no tienen interés en venderla, esto a pesar de que el óleo está valuado entre 84 y 240 millones de dólares, sin embargo, están dispuestos a prestar la obra a museos y galerías para que el público se puede deleitar con esta pintura creada por uno de los artistas más famoso del siglo de Oro holandés.

Pixel Pixel