Kansai Yamamoto llena de samurais y darumas la nueva colección de Louis Vuitton

Cruise 2018 mezcla el futuro y la tradición nipona en sus piezas.

El museo Miho a las afueras de Kyoto fue el escenario ideal para presentar la colección Cruise 2018 de Louis Vuitton. Si bien el año pasado todo giraba entorno al Museo de Arte Contemporáneo de Niteroi de Río de Janeiro, Brasil. Hoy, la influencia nipona se hace presente.

PUBLICIDAD

Relacionadas: Los fabulosos Manolo de Carrie están de regreso

La Maison francesa se unió esta vez al afamado diseñador japonés Kansai Yamamoto, quien imprimió el estilo tradicional japonés dentro de la colección. Es por ello que figuras tan relevantes dentro de la cultura oriental como los Darumas -unas muñecas rojas a las que al iniciar el año se les pide un deseo que implique un gran esfuerzo ya que son un símbolo de perseverancia y buena suerte-.

Yamamoto se hizo imparable en el mundo de la moda gracias a David Bowie. Jamás podremos olvidar los famosos looks del artista durante tours tan emblemáticos como Ziggy Stardust y Aladdin Sane. Su visión siempre ha sido muy futurista y por eso la nueva colección de Louis Vuitton responde a esta premisa a través de propuestas como la de unir vestidos largos para una fiesta, pantalones  y botas muy altas. Simulando de esta manera la indumentaria de un guerrero Samurai.

Al mismo tiempo, piezas que se inspiran en la papiroflexia, tradicionales kimonos y colores muy al estilo del inmortal cineasta Akira Kurosawa completan la colección.

louisvuitton.com