Belmond Cadogan: El renacimiento de una leyenda

Compartir

Después de una multimillonaria renovación, el hotel Belmond Cadogan –donde Oscar Wilde escribió su mayor éxito, La importancia de llamarse Ernesto, y fue detenido pocos meses después– acaba de abrir sus puertas en el 75 de Sloane St. de Londres, Inglaterra.

Relacionada: Belmond, verdadero lujo turístico

Pero no sólo Wilde lo eligió. Durante los ochenta, las grandes modelos se refugiaban aquí, huyendo de las miradas de la prensa, en busca de un té, rodeadas de paz y tranquilidad. ¿El motivo?

La propiedad, con 54 habitaciones y suites tan amplias que podrían considerarse como una casa en sí mismas y algunas hasta con vistas a los jardines de Cadogan Place, es como una auténtica residencia inglesa en la que cada detalle une pasado y presente.

Todo gracias a una muy cuidada combinación de objetos antiguos, arte moderno, mobiliario construido a mano y acceso exclusivo a uno de los parques privados de Londres: Cadogan Place Gardens.

Relacionada: Tú y tu perro ahora pueden disfrutar de un descanso en Belmond Hotels

Las bibliotecas dentro de cada habitación han sido curadas por el fundador y propietario de la librería de Chelsea, John Sandoe. Los huéspedes pueden elegir de una amplia selección de más de 600 libros aquellos que desean tener en su habitación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además, la oferta gastronómica ha sido supervisada por Adam Handling, jefe de cocina y destacan los platillos tradicionales con recetas modernas que se traducen en deliciosas propuestas como el Highland Wagyu Beef con short rib y King Crab con mantequilla, por ejemplo.