Zegna flexibiliza las categorías rígidas con su nueva colección de invierno

Zegna da el kickoff a la temporada de moda masculina en Milán con la presentación de su esperada colección Invierno 2022, llevada a cabo bajo el lema «Un camino que vale la pena recorrer».

Desde 1910, la Maison ha estado en constante cambio y adaptación a lo que los parámetros de la moda requieren, pero siempre trazando un rumbo propio, con una ética y una personalidad que hacen eco de la verdad esencial de su fundador y buscan tejer un mañana que se sienta digno de sus sueños.

Zegna, Un camino que vale la pena recorrer

Zegna sabe que este es un camino que vale la pena recorrer aún con los cambios que exige. Y es así que construye sus piezas, a partir de un lenguaje de formas y texturas que se consolidan con el tiempo y se ajustan a lo que el momento precisa.

¿Cómo debe ser y sentirse el estilo contemporáneo? Para Zegna debe ser flexible, adaptable, cómodo, pero no conformista, que se pueden usar tanto al aire libre como en la vida al interior y se adapte a las necesidades de cada momento.

Para lograr este cometido, la colección muestra una superposición de capas que se puede mezclar sin demasiado esfuerzo.

Entre las piezas se encuentran abrigos y chaquetas de tabarro, parkas, anoraks, suéteres y jerseys gruesos ideados como prendas exteriores, además de pantalones con dobladillo, todo lleno de detalles como los cuellos, bolsillos y cierres que hacen apología al movimiento, sin olvidar lo accesorios como las gafas, botas de buceo y bolsos acolchados.

Y como dijimos, las texturas, y por ende los tejidos, también forman parte de esta evolución constante y adaptable, entre ellas se encuentra la lana scuba, la seda técnica, el denim de lada y el recién creado Oasi Cashmere y una variedad de colores como blanco escarcha, gris pizarra, negro ébano, marrón caoba y acentos de color vicuña Zegna, latón vintage y cuarzo berenjena.

La nueva colección de Zegna se presentó en formato de película con impresionantes escenarios naturales en donde podemos ver lo bien que converge con el exterior.

Pixel Pixel