Vilebrequin lanza su primer bañador de lana Merino y éstas son las razones por las que amarás este material

Cada vez más es más común oir hablar de productos para running u outdoor hechos con lana merino, una fibra natural igualmente muy usada en calcetines y guantes, pero nunca habíamos visto algo de este material en la playa, hasta ahora, que Vilebrequin lo incorpora a su nueva colección cápsula de boardshorts, con el aval de The Woolmark Company, el organismo encargado del sector de la lana a nivel mundial.

La firma originaria de Saint-Tropez ha fusionado 50 años de conocimientos sobre confección con una infinita capacidad por experimentar para que los trajes de baño entren por la puerta grande en el arte de la sastrería. Cada pieza se diseña según la metodología tradicional de los sastres (desde la fase de tejido hasta el corte del patrón y la colocación de los bolsillos) y se desarrolla en un proceso de 32 pasos. Una tecnología y un ajuste realmente personalizados que harán que duren muchos años.

Vilebrequin innova con la fibra animal más antigua

Por ser altamente resistente, pero al mismo tiempo ofrecer una suaidad y calidad insuperables, la lana merino, procedente de Australia, ha logrado adaptarse a los muy exigentes estándares de elegancia, rendimiento y sostenibilidad que caracterizan a Vilebrequin.

Y es este es un material 100% natural proviene de ovejas no sometidas a malas prácticas, que se esquilan solo una vez al año. Este tipo de lana es más fina que un cabello humano y puede llegar a ser más suave que el cachemir, respetuosa de cualquier tipo de piel.

Asimismo, destaca que es una fibra ecológica, biodegradable y totalmente renovable. Todo lo que se necesita para su obtención es luz solar, aire fresco, agua y pasto. Además la lana es el tejido que más se reutiliza y recicla dentro de los tejidos habituales en la industroa textil, según lo explica Vilebrequin en su página.

Por su excelente transpirabilidad, termoregulación y capacidad de absorción los trajes de baño hechos con lana merino tienen un tiempo promedio de secado de entre 5 y 7 minutos, lo que sin duda, los convertirá en protagonistas del próximo verano.

Desde los años 70, Vilebrequin llevaba sus tijeras a los textiles que no estaban típicamente asociados con trajes de baño: desde la tela de cera africana, tela de vela, ¡incluso lino! Ahora esta colección cápsula le da un giro adecuadamente lúdico a la confección de trajes de baño, con un material que permite llevar a un nivel más elevado de sofisticación y diseño.

“La lana merino es una fuente real de ecoinnovación y se ajusta perfectamente al objetivo de Vilebrequin de crear el 80% de las colecciones utilizando exclusivamente tejidos y procesos sostenibles para 2023”, dijo el director ejecutivo de la marca, Roland Herlory.

Para esta cápsula de tres shorts de baño, Vilebrequin tomó la ruta sartorial, seleccionando azul marino, gris claro y guinga clásico. Todas las opciones bastante convencionales, sin un estampado, un color brillante o una tortuga a la vista.

Pixel Pixel