Todo sobre los anillos del Super Bowl… porque no todo es el Lombardi

Al ganar un Super Bowl, los jugadores se llevan más que trofeos y aplausos. Entre los tantos regalos que reciben, se destacan los anillos, que desde que aparecieron han ido cambiando hasta convertirse en una pieza de alta joyería por la que vale la pena anotar todos los touch downs que se puedan. Aquí unos datos curiosos sobre ellos.

  1. Desde su primera edición, cuando los Empacadores de Green Bay se impusieron a Kansas City, se entregan anillos a los ganadores (una tradición que adquirieron del beisbol, que desde la Serie Mundial de 1922 lo hace).
  2. Diversas marcas se encargan de hacerlos, entre ellas Tiffany & Co. —que también diseña el trofeo Vince Lombardi—, Jostens y Balfour, quienes se tardan aproximadamente tres meses y medio en tenerlos listos (8 semanas en el diseño y el resto en la fabricación).
  3. La entrega se hace en una ceremonia privada con el equipo ganador en el mes de junio (justo antes de que arranque la siguiente temporada).
  4. No sólo los 53 jugadores reciben sus anillos, TODA la organización se va con uno a su casa (el cuerpo técnico, los propietarios y demás personal). Pero sólo los jugadores reciben una versión personalizada con su nombre y número de camiseta.
  5. La NFL aporta una parte del dinero para mandar a hacer los anillos (alrededor de 5 mil dólares), pero el resto corre a cargo de la franquicia. Sí, los jefes son los que se ponen guapos con ellos.
  6. Aunque cada edición, los anillos son muy diferentes entre sí, conservan características en común: la mayoría cuenta con el logo del equipo y la edición ganada del Super Bowl.
  7. El primer anillo de Super Bowl contaba con solo un diamante de un quilate, pero actualmente se fabrican según especificaciones del comprador, quien decide qué piedras preciosas quiere en él y hasta si es de oro blanco, amarillo o platino.
  8. Tradicionalmente se utilizaba oro blanco de 10 quilates, que se recubría con diamantes, zafiros o rubíes.
  9. Generalmente, el diseño cuenta la historia del equipo ganador. Por ejemplo, hay quienes deciden un número determinado de piedras preciosas para señalar el marcador con el que ganaron.
  10. Los Empacadores de Green Bay  fueron los primeros en usar platino en vez de oro para sus anillos en 2010.

¿Cuáles son anillos más caros que ha dejado el Super Bowl?

  • El anillo por el que se “pagó” más en una subasta fue en 2012… se vendió por 230 mil dólares. La pieza había perteneció a Lawrence Taylor, de los Gigantes de Nueva York, el equipo ganador del Super Bowl XXV (1991).
  • El anillo que más dinero ha recaudado en una subasta no perteneció precisamente a un jugador, sino a uno de sus familiares. Tom Brady lo regaló a alguien de su familia cuando ganó el Super Bowl LI con los Patriotas de Nueva Inglaterra. Alcanzó un valor de 344,971 dólares.
  • El ganador del título del anillo más ostentoso es para los Patriotas, quienes mandaron a hacer 9 uno de oro de 10 quilates, 400 diamantes y 20 zafiros para celebrar que ganaron el Super Bowl LIII.

  • El que más valor tiene por su contenido histórico es el de 1966, de los Empacadores de Green Bay. No solo por ser el primero, sino porque es el de mayor costo en la historia de la NFL. Está valuado en $100,000 dólares. Fue fabricado en oro de 14k y al centro lleva un diamante de .5 quilates que por sí solo vale $20,000 dólares.

Si quieres conocer cómo son todos y cada uno de los anillos en la historia de la NFL, ve esta galería de su sitio.

Pixel Pixel