Estos pantalones inflables de látex son el último grito de la moda, ¿te los pondrías?

pantalones inflables

Las opiniones no podían estar más divididas, hay quienes piensan que son geniales y los que quisieran que fuera una broma, pero lo cierto es que estos pantalones inflables de látex causaron gran revuelo, se hicieron virales y ahora están a la venta.

La pregunta, luego entonces, va más allá de quién se los pondría. Lo que realmente hay que cuestionarse es si estamos ante el futuro de la moda y qué es lo que nos espera.

Cómo surgen los pantalones inflables de látex

Como en muchas otras ocasiones, los pantalones inflables de látex parecían estar destinados a ser una prenda exclusiva de las pasarelas, que fue presentada en el London College of Fashion, como parte del desfile de graduados del diseñador emergente de ropa masculina: Harikrishnan.

pantalones inflables
Foto: APOC

Sin embargo, derivado del revuelo que causó su presentación en las redes sociales, estos estrafalarios modelos de pantalones inflables han logrado ponerse a la venta, en colaboración con el nuevo mercado de arte y moda curado APOC Store.

En su página de Internet, bajo la marca Harri, aparecerán estas abultadas prendas que, según lo ha declarado su creador, están inspiradas en la perspectiva de su perro, Kai, un pug que lo acompaña a todos lados.

Cómo son los pantalones

Hablamos de unos pantalones inflables, súper anchos que se ajustan cómodamente a la cintura y se abultan alrededor del muslo y la pantorrilla, antes de volver a ceñirse en el tobillo.

Su exagerada silueta se logra bombeando aire a través de una válvula de inflado de flujo libre Carmo de 7 mm que se encuentra en la parte inferior.

De entrada, parece una prenda muy adhoc que podría ayudar a conservar la debida distancia, aunque seguro no fue esa la intención de su creador, pues resultan muy poco prácticos y funcionales, toda vez que se recomienda mantenerlos alejados del calor y la luz del día, los metales y el contacto con aceites, entre otras limitantes.

pantalones inflables

Además, se recomienda aplicarse talco antes de usarlos, utilizar esmalte de látex con regularidad y lavarlos a manos con agua fría, así como no inflarlos demasiado.

Finalmente, quizá te interese saber que no tienen cremallera, por lo que es mejor que vacíes tu vejiga antes de salir.

Si con todas esas precauciones y su estrafalario diseño aún te parecen una buena opción, entonces, te interesará saber que ya están disponibles en color negro o rayados con precios que van de los 25 mil a los 43 mil pesos.

Pixel