Inspirada en el reflejo del agua, así es la nueva tienda Louis Vuitton en Tokio

Ubicada en Ginza Namiki-Dori, la tienda más antigua de Louis Vuitton en Japón que abrió originalmente en 1981 acaba de anunciar su reapertura luego de una remodelación que tomó 3 años para presentar una nueva y reluciente fachada.

La tienda recientemente renovada reabrió sus puertas el pasado 20 de marzo y su diseño estuvo a cargo de la pareja que diseñó la tienda de lujo en Osaka Jun Aoki, que creó la fachada, y Peter Marino que se encargó del interior.

Louis Vuitton Tokio

El edificio está inspirado en los reflejos del agua, Aoki usó una estructura de vidrio de doble cara en exterior curvo y ondulado que le dio un efecto tridimensional, estética que se ve reforzada por una película dicroica que produce infinitas variaciones de color y reflejos.

La estructura cambia de color según la iluminación durante el día y el tema del agua llega al interior con toques de vida marina y agua esparcidos alrededor de toda la tienda.

Dentro del edificio los interiores por Peter Marino buscan enfatizar la apariencia orgánica del edificio. El punto focal de la nueva tienda es una escalera centra de roble esculpido bordeado con vidrio, por otro lado, el color se una en muchas formas y los tonos de los muebles de Pierre Paulin y Stefan Leo se complementan con una pared de cuatro pisos que muestra una reinterpretación de una pintura de Kimiko Fujimura.

La experiencia de los clientes de completará en el nivel superior en ‘le café Louis Vuitton’, donde el reconocido chef Yosuke Suga colabora por segunda ocasión en la Maison.

La tienda presenta colecciones completas de cuero y prêt-à-porter para hombres y mujeres, accesorios, joyas, relojes, fragancias, conjuntos icónicos de viajes, además de que el lugar exhibirá piezas exclusivas, incluida la zapatilla LV Ollie para hombre adornada con perlas.

Pixel Pixel Pixel