¿Cómo se ve la ‘nueva normalidad’ en un gimnasio de California?

Ante la nueva normalidad, este gimnasio de California, en Estados Unidos, ha decidido implementar un ingenioso sistema que permitirá que los clientes puedan realizar sus ejercicios con la distancia social necesaria.

Tras el cierre inesperado de diversos negocios considerados como no esenciales durante el punto más critico de la pandemia, muchos ya se preparan para su reapertura cumpliendo siempre con las medidas de seguridad necesarias, tal como es el caso de Inspire South Bay Fitness, un gimnasio de California que se ha valido de la creatividad para poder reactivar sus actividades 

Una idea segura e innovadora

Con la ayuda de cortinas transparentes y tuberías de PVC, los propietarios de Inspire South Bay Fitness, Peet Sapsin y su esposa, han creado cápsulas seguras en las que los visitantes podrán ingresar para ejercitarse con todas las medidas sanitarias disponibles.

Dentro de cada una de las nueve cápsulas de 3 metros de ancho es posible encontrar diferentes tipos de pesas, bandas, mancuernas, colchoneta, y un desinfectante que cada usuario deberá utilizar una vez que termine su rutina.

nueva normalidad
Inspire South Bay Fitness antes de la Nueva Normalidad

En entrevista con CNN, Sapsin comentó que la idea de este singular proyecto nació de la imaginación de su esposa, quién además de ser amante del Fitness se encarga de construir y remodelar casas. 

Una vez construido el primer prototipo, la pareja lo mostró a sus clientes, quienes se sintieron muy cómodos y entusiasmados con la idea de poder regresar al gimnasio con todas las medidas de seguridad posibles.

De acuerdo a Sapsin la primera idea que pensaron en implementar para regresar al gimnasio fue la del uso obligatorio de mascarillas; sin embargo y luego de probarlas, se dieron cuenta de que a las personas se les dificultaba respirar y que resultarían un poco incomodas, así que la implementación de estas cápsulas ha resultado todo un éxito.

El proceso para ingresar al gimnasio consiste en que una vez que los clientes hayan arribado a Inspire, deberán desinfectar sus manos, se les tomará la temperatura y luego de firmar una exención serán asignados a una de las cápsulas.

Cabe destacar que el gimnasio es limpiado y desinfectado todos los días, además de que los ventiladores se mantienen en constante funcionamiento para que haya circulación de aire; las puertas también se mantienen abiertas.

De acuerdo a Sapsin, aquellos usuarios que aún no se encuentren listos para volver en persona, podrán seguir disfrutando de las clases vía Zoom.

Pixel Pixel Pixel