Ya inundaron el mercado de smartphones y ahora estos fabricantes se lanzarán a producir autos

smartphones

El mundo de los smartphones está cada vez más ligado al de los autos o viceversa, según se quiera ver.

Y no sólo porque ahora, todo auto que se respete, busca la manera de garantizarle al usuario conectividad absoluta con sus dispositivos móviles, sino también por las colaboraciones que los fabricantes de vehículos están teniendo con los desarrolladores de smartphones. Para muestra están los cruces que hicieron Porsche con Huawei y OPPO con Lamborghini, lanzando ediciones especiales.

Pero todavía, mucho más a fondo, esta dupla ya casi inseparable, podría volverse una sola entidad, en el momento en que las mismas marcas que ahora vemos en la carcasa de los smartphones queden grabadas en las carrocerías de los coches del futuro.

Foto: OPPO

Sí, ahora las grandes firmas tecnológicas que han peleado por el liderazgo en el mercado de los teléfonos móviles apuntan sus baterías hacia la industria automotriz para desarrollar los carros de la siguiente generación, muy seguramente eléctricos y autónomos.

El caso más sonado y quizá esperado, desde luego, es el de Apple, que desde hace algunos años ha acaparado los reflectores con la sola posibilidad de que en sus planes esté el desarrollo de un vehículo, asunto sobre el cual la empresa de Cupertino ha preferido no manifestarse.

Por eso, para no seguir por el terreno de las esperanzas, tomamos camino hacia los hechos reales, a bordo del único auto producido, hasta el momento, por una firma de tecnología que, entre otras cosas, ha desarrollado, también, teléfonos celulares.

El auto eléctrico de Sony

Hablamos, desde luego, del caso de Sony, que durante el CES del año pasado presentó su primera berlina eléctrica al público, el Sony Vision-S.

Sin embargo, a un año de distancia y luego de haber superado sus primeras pruebas en carretera, la compañía lo ha dejado claro: no será un auto que entre a producción. Al menos no próximamente, aunque en el fondo la pregunta lógica es: ¿para qué presentar un coche que nunca vas a producir? Eso solo el tiempo nos lo dirá.

Huawei también entra al juego de la movilidad

Otra firma importante en el mercado de los smartphones, que está volteando la vista a la industria automotriz, es Huawei, de la que se han anunciado inversiones de miles de millones de dólares en investigación y desarrollo para tecnologías de conducción autónoma.

De acuerdo con el sitio especializado en tecnología Xataka México, fue el propio presidente de Huawei, Eric Xu, quien anunció que se asociarán con tres fabricantes automotrices para hacer vehículos autónomos que, en un inicio, llevarán el nombre de su empresa como submarca.

Xiaomi pasará de los smartphones a los coches

Otro gigante tecnológico chino que ubicamos muy bien en el terreno de los smarphones, Xiaomi, anunció recientemente sus planes de invertir alrededor de 10,000 millones de dólares durante la próxima década en la fabricación de autos eléctricos.

«Xiaomi espera ofrecer vehículos eléctricos inteligentes de calidad para que todos en el mundo disfruten de una vida inteligente en cualquier momento y en cualquier lugar», dice el comunicado de la compañía.

El caso de Samsung Motors

Y para cerrar con broche de oro está el caso más exitoso hasta el momento o por lo menos el más palpable, el de Samsung que en alianza con Renault ya tiene más de un vehículo en el mercado.

Se trata de la división automovilística del gigante tecnológico que comenzó a operar en Corea del Sur en 1994, aunque fue hasta el 2000 se asoció con Renault para comercializar sus modelos con las siglas SM.

Foto: www.renaultsamsungm.com

¿Qué otras grandes firmas tecnológicas saltarán de la producción de smartphones a la de autos? Eso no lo sabemos, pero lo que sí es seguro, es que veremos cada vez más cómo estas empresas se involucran con los fabricantes de coches que están obligados a entregar a los usuarios mayor comodidad, seguridad y conectividad.

Pixel Pixel