Ve desempolvando tus discos de vinilo para estrenar este tocadiscos K3 de Oswalds Mills Audio

tocadiscos K3 de Oswalds Mill Audio

Desde su fundación en 2007 en Pensilvania, la firma Oswalds Mills Audio ha mantenido la búsqueda constante de nuevas fuentes de inspiración para lograr superarse a sí misma en cada creación de sus magníficos equipos de sonido. El nuevo tocadiscos K3 no es la excepción, pues para su fabricación tuvieron que pasar  siete años de investigación acompañados de la colaboración de grandes expertos internacionales en audio y diseño de tocadiscos.

Entre ellos, los departamentos de Ingeniería y Física de la Universidad de Bucknell quienes realizaron un análisis exhaustivo de FEA y otros análisis del diseño del plato y el chasis; Richard Krebs, la principal autoridad mundial en tecnología de tocadiscos de transmisión directa, a cargo del motor; Ana Gugic a cargo del diseño industrial y Frank Schroder como diseñador del brazo.

tocadiscos K3
Fotos: OMA

El tocadiscos más poderoso hasta la fecha

El resultado es más que excepcional, el tocadiscos K3 de Oswalds Mill Audio se muestra con un diseño algo industrial pero poderoso, que los entusiastas de la música valorarán por largos años.

El K3, inició por el brazo, que fue fabricado mediante el proceso de impresión de metal en 3D conocido como SLM (Selective Laser Melting), que fusionó un polvo de aleación de aluminio aeroespacial con un láser, logrando una perfecta pieza rígida a la vez que flexible y equlibrada, permitiendo su impecable uso con facilidad.

Cuenta con un chasis de hierro fundido con un número mínimo de piezas, compuesto de hierro gris hipoeutéctico con alto contenido de grafito, integrado con una serie de cámaras huecas que en el interior se llenan de líquido y partículas diseñadas para absorber y reducir las vibraciones.

Lo mismo pasa con el plato y el brazo, además todos están recubiertos de una cerámica resistente, inicialmente desarrollado para las armas de fuego y vehículos de al alto rendimiento.

Y que decir de su motor, –uno de los más potentes de OMA–, que fue fabricado con componentes de los sistemas de defensa antimisiles del ejército de EE. UU., como máquinas de nanofabricación y fotolitografía y telescopios de espacio profundo.

Dicho motor, cuenta con un enorme eje de cojinete principal de 25 mm montado en una columna de aceite presurizado con un cojinete invertido, cumpliendo con las tolerancias moleculares. El diseño de la mecánica tardó más de 1100 horas solo para programar el sistema de control del motor hasta una precisión de velocidad de segundo de arco.

A diferencia del enfoque de velocidad promedio de todos los demás fabricantes de plataformas giratorias, para el K3, se hizo hincapié en la estabilidad de la velocidad dinámica, logrando una mejor y más dinámica experiencia con el vinilo.

Así que, si tienes discos de vinilo y buscas un equipo de audio único, no puedes negar que esde K3 de Oswalds Mill Audio, es más que perfecto. Encuentralo disponible en el sitio web de OMA.

Pixel