Parece un OVNI, pero es un altavoz de Louis Vuitton con un diseño fuera de este mundo

Louis Vuitton no es experto en audio, pero vaya que sabe bien lo que es diseñar artículos de lujo que nos hagan gritar de inmediato: ‘tomen todo mi dinero’ y en definitiva es esta frase la que pronunciamos con su nueva creación, el altavoz Horizon Ligh Up.

Y es que este altavoz de Louis Vuitton es realmente música para nuestros oídos y un deleite para la vista, pues se trata de una bocina inalámbrica forrada en cuero diseñada para verse igual al bolso Toupie -que es uno de los más icónicos de la marca-, obra del director artístico de ropa femenina de la casa, Nicolas Ghesquière.

Más allá de inspirarse en este bolso, lo primero en lo que vas a pensar al verlo es que se parece de un pequeño OVNI, esto debido a todas las luces que ofrecen 7 combinaciones de colores y que cambian en sincronía con la música, los componentes de metal, el monograma LV tatuado por todos lados y las letras que deletrean ‘LOUISVUITTON’ y hacen brillar la insignia de la flor.

Ficha técnica del altavoz de Louis Vuitton

Pasando del diseño a temas más técnicos, el altavoz de Louis Vuitton se puede emparejar a dispositivos a través de Bluetooth, tiene Wi-Fi, Airplay y dos medios de reproducción: cuenta con un subwoofer y ofrece hasta 360 grados de sonido direccional.

La Maison francesa sabe que un artículo como éste es digno de presumirse en todos lados, así que además de poderlo tener al interior de tu hogar y adornar cualquier sitio, también incluye asas de cuero extraíbles para que lo lleves a donde quieras.

Aunque no se han dado más detalles sobre el altavoz de Louis Vuitton, la realidad es que además de los audiófilos que irán corriendo a las boutiques a comprarlo, estarán muy pendientes de esto los fanáticos que no pueden resistir a los objetos ordinarios que se vuelven extraordinarios con un toque de lujo y extravagancia.

El precio aún no se ha anunciado, pero pronto lo sabremos pues el lanzamiento de altavoz de Louis Vuitton está programado para el 30 de julio, ¿alguien más no puede esperar o solo somos nosotros?

Pixel Pixel