Ni moto, ni bicleta: éste es Kobra, el scooter eléctrico italiano para diversión todo terreno

Hemos hablado previamente de la micromovilidad como una de las tendencias de consumo más importantes para 2021, y éste scooter eléctrico Kobra le pone concepto a un vehículo que no es ni una moto, ni una bicicleta.

Se preguntarán, cómo que no es ni una moto, ni una bicicleta. El scooter eléctrico Kobra es una mixtura de ambos mundos y busca convertirse en uno de los ejemplos de movilidad urbana que más soluciones brinde a los futuros usuarios.

Apodado Kobra, este scooter eléctrico italiano ha sido diseñado para otorgar la seguridad de una motocicleta en entornos urbanos y de todoterreno.

Asimismo, es una alternativa de transporte eficaz y posee cero huella ambiental, al igual que una bicicleta.

Scooter eléctrico Kobra, único en su tipo

Para lograr esto, Kobra está equipado con una rueda delantera de amplio radio que agrega estabilidad, un cuadro de acero inspirado en una motocicleta y freno de disco adelante y atrás, combinado con un freno electrónico.

Una rueda trasera más pequeña garantiza el empuje del motor eléctrico que hará que vayamos parados sobre el, como en un scooter, pero con mayores prestaciones que una bicicleta o una moto a combustible.

“Kobra nació de la necesidad de afrontar la jungla de asfalto de forma segura y ágil”, comenta la campaña de financiamiento del Kobra en Indiegogo, la red social de crowdfunding donde se está gestando el vehículo.

«Después de meses de experiencias de primera mano con scooters eléctricos, en ciudades y terrenos montañosos, nos dimos cuenta de que no había un modelo capaz de garantizar un traslado eficaz en todo tipo de terreno», dicen los creadores de Kobra a través de su web.

La marca presenta tres alternativas de scooters eléctricos y personalizables: Smart, Climber y My Kobra, donde cada usuario elige las prestaciones.

Se distinguen básicamente por sus ruedas, la Smart tiene neumáticos lisos como las de bicicleta de ciudad y la Climber viene con cauchos all terrain.

Otro de los diferenciales es la potencia del motor: de 350 y 500 kW respectivamente, esto significa menos potencia para la versión ‘inteligente’ y mayores prestaciones para la más potente, que al estar equipada con gomas para barro y tierra, podrá viajar por cualquier parte.

En el caso del Smart, la compañía indica que afronta sin problemas pendientes de 22% en el Smart y de 35% para el Climber, que viene con un impulsor de mayor torque o potencia en rueda.

Ambos scooters cuentan con la misma tecnología de frenado y una estructura tubular que garantiza estabilidad, flexibilidad y resistencia.

Por lo tanto, está diseñado para soportar las condiciones más extremas y gracias a su geometría exclusiva también brinda un gran efecto de amortiguación integrado.

En cuanto a sus características clave, el scooter eléctrico Kobra ofrece una velocidad máxima de 25 km/h, que es lo reglamentario en Europa.

Posee una batería que ofrece más de 100 kilómetros de autonomía y doble disco de freno ventilado, con E-ABS o sistema antibloqueo de rueda, para máximo control.

Asimismo en el movimiento trasero viene con sistema de regeneración de batería, lo que significa que se recarga al liberar el acelerador.

Una pantalla de cuatro pulgadas, instalada en su manubrio ergonómico, indica los modos de conducción (Street/Sport solo en el modelo Climber), la velocidad a la que circulamos y la autonomía de batería.

Lo más interesante es que el scooter eléctrico Kobra viene con una app para iOS y Android, donde se puede configurar el vehículo, además de controlar la recarga.

El precio de cada unidad arranca en casi 3,000 dólares para el Climber y 2,600 para el de ciudad, Smart.

Pixel