Fabricada en 1923, esta rara cámara Leica Serie 0 podría establecer un récord en subasta

Leica puede presumir de una extensa historia creando algunas de las mejores cámaras del mundo, pero ninguno de sus modelos antiguos es como esta Leica Serie 0 fabricada en 1923 que ayudó a la marca de origen alemán a convertirse en uno de los nombres con mayor prestigio en el mundo de la fotografía.

Solo se fabricaron 23 Leicas y sirvieron para probar el mercado antes de su introducción comercial, eventualmente la Leica Serie 0 se convirtió en la primera cámara de 35 mm comercialmente exitosa

La Leica Serie 0 más histórica de la colección

Alrededor de una docena de ellas sobrevivieron hasta el día de hoy, motivo por el que son extremadamente raras y se han considerado como una joya para coleccionistas, especialmente esta con el número de serie 105 que fue la cámara personal del inventor de Leica, Oskar Barnack.

A pesar de tener casi un siglo de antigüedad, esta cámara tiene muy buen aspecto. El exterior está pintado de negro con una pátina por los años de uso, el buscador galileano muestra un grabado distintivo en la parte superior con la leyenda ‘Oscar Barnack’ y solo algunas piezas han sido cambiadas por el propietario.

El inventor usó la cámara hasta 1930, cuando se la obsequió a su hijo Conrad y comenzó a usar una Lieca I Model C con lentes intercambiables. Por muchos años permaneció en manos de la familia hasta 1960, año en el que se vendió a un apasionado coleccionista estadounidense.

La subasta será llevada a cabo por Leitz Auction el próximo 11 de junio. El lote incluirá una tapa de lente de cuero original, una tapa de aluminio posterior grabada con las iniciales ‘OB’ y una cámara Neteller que Barnack usó para sus estudios de investigación fotográfica, así como numerosos documentos y cartas sobre la cámara.

El precio de salida es de 1 millones de euros y se estima que alcance entre 2 y 3 millones de euros. Si piensas que es un costo descabellado, la cámara más cara jamás vendida en una subasta es otra Serie 0 que obtuvo 2.96 millones de dólares en 2018, por lo que esta histórica cámara podría incluso superar esta suma.

Pixel Pixel