LG lanza la primera televisión enrollable del mundo que puede ser tuya por 87 mil dólares

televisión enrollable

Pantallas gigantescas, giratorias, con tecnologías especiales para disfrutarse en exteriores, ultraplanas, transparentes, la industria de los televisores está en plena revolución desde hace años, y ahora nos presenta uno de sus avances más esperados: la primera televisión enrollable del mundo, considerada por muchos la pantalla más avanzada de la historia.

Cómo es la primera televisión enrollable del mundo

Se trata de la nueva Signature OLED R de LG que debutó en el CES de Las Vegas, en 2019, y desde entonces, nos prometió un panel OLED flexible que se enrolla en su base cuando no está encendido y se desenrolla en cuanto prendes el televisor.

televisión enrrollable

Esto significa que ahora, en lugar de tener un rectángulo negro gigante de 65 pulgadas que ocupa espacio en la sala de estar, tendrás una base elegante, muy similar a cualquier otro mueble, pero que guarda en su interior una apantallante sorpresa.

Sin importar su flexibilidad, la primera televisión enrollable del mundo ofrece una imagen 4K nítida gracias a su tecnología de píxeles de iluminación automática y control de atenuación individual.

Asimismo, cuenta con varias configuraciones de vista (completa, vista de líneas y vista cero), lo que le permite ajustar el tamaño de la pantalla según la relación de aspecto de lo que se está viendo. Otras características incluyen una barra de sonido Dolby Atmos con sonido envolvente virtual 5.1 y una base de aluminio pulido.

Una obra de arte

La televisión enrollable de LG fascina tanto por su tecnología como por su estética que la convierte en un producto de máxima aspiración.

Fabricada en las instalaciones avanzadas de Gumi de LG en Corea del Sur, cada televisor se ensambla minuciosamente de forma artesanal y con atención a cada detalle, desde la carcasa de aluminio cepillado hasta la elegante y moderna cubierta de lana para altavoces de Kvadrat de Dinamarca.

Los clientes podrán seleccionar alguno de los cuatro exquisitos tonos de revestimiento: Signature Black, Moon Grey, Topaz Blue o Toffee Brown, y personalizar aún más su quipo con el grabado de un nombre o mensaje en la base.

«Éste es un verdadero producto de lujo que reinventa lo que puede ser la televisión, este televisor único ofrece una experiencia de usuario diferenciada y una nueva forma de pensar sobre el espacio, al tiempo que confirma una vez más el liderazgo de LG en el mercado de televisores premium», dijo el presidente de LG Home Entertainment Company, Park Hyoung-sei.

Por supuesto, un avance tecnológico tan grande no puede tener un precio pequeño, así que los que quieran tener esta obra de arte en su casa, tendrán que desembolsar 87 mil dólares. La mala noticia es que de momento sólo está disponible para el mercado coreano y no hay una fecha de lanzamiento en América.

Pixel