Confirmado, las nuevas Xbox Series X y Series S saldrán a la venta el 10 de noviembre

Xbox Series X

No más rumores, Microsoft confirmó que sus nuevas consolas: Xbox Series X y Series S saldrán al mercado en noviembre.

Particularmente el día 10 estarán llegando a México, muy a tiempo para El Buen Fin que se llevará a cabo entre el 9 y el 20 de dicho mes, así que es tiempo de ir preparando las carteras y empezar a despedirse al menos por un rato de la consola actual.

Por el momento no se ha revelado cuando iniciará la preventa en México, en el caso de Estados Unidos, será a partir del 22 de septiembre.

Xbox Series X, la más rápida y potente

Más allá de su diseño y de la plataforma para las que fueron creadas, las diferencias entre ambas consolas se centran en la potencia gráfica.

La Xbox Series X promete desplegar juegos con resolución 4K y hasta 120 FPS, incluso podría ofrecer soporte para 8K, de tal suerte que si no cuentas con un televisor que te brinde la misma calidad de imagen, de poco servirá que tengas este equipo, salvo por la velocidad que si es superior a la del equipo más económico.

En cuanto a la memoria, la Xbox Series X incorpora 16 GB de RAM GDDR6 y almacenamiento interno SSD NVME de 1 TB, muy por encima del otro equipo.

Finalmente, hay que destacar que la Xbox Series X llegará con todas las nuevas funciones de la consola, como el trazado de rayos X directo acelerado por hardware, tiempos de carga más cortos y reanudación casi automática para varios juegos. Todo se verá y se sentirá mejor, sin importar qué juego elijas.

Su precio se acerca a los 14 mil pesos, bastante asequible para la tecnología que ofrece.

La consola más pequeña de la historia

La opción económica de Microsoft, por su parte, cumplió con la expectativa desatada durante meses y no se queda para nada atrás.

De entrada, resulta novedoso su diseño, al ser la consola más pequeña en la historia de Xbox, sin ranura para disco, ya que está pensada enteramente para la plataforma digital.

El CPU que trae esta consola es casi el mismo que integra la Xbox Series X, salvo por una diferencia mínima en la velocidad.

Es decir, ambas tienen un procesador AMD Zen 2 personalizado, 8 núcleos, 16 hilos y una frecuencia de reloj fija de 3,8GHz y 3,6Hz, respectivamente para Series X y Series S.

Eso sí, y empiezan las diferencias, la Xbox Series S disminuye la resolución a 1440p, pero mantiene la tasa de 120 FPS.

Tiene una memoria RAM GDDR6 de 10 GB y SSD NVME de 512 GB, capacidad que puede ser ampliada, a través de unidades SSD externas de 1 TB.

Su precio rondará los 8 mil 500 pesos y no se descarta algún descuento adicional por el tema del Buen Fin.

En suma la diferencia entre ambos equipos apenas será perceptible para un iniciado, pero será verdaderamente importante para un verdadero gamer, cuyo ojo, más entrenado, desea elevar su experiencia de juego al máximo.

Pixel