Ahora con Apple Watch podrás hacerte un electrocardiograma directamente desde la muñeca

La app ECG en el Apple Watch Series 4, 5, 6 y 7 permite a los usuarios hacerse un electrocardiograma directamente desde su muñeca, al registrar el ritmo cardíaco en el momento en que se presentan síntomas como latidos acelerados o erráticos.

Esta funcionalidad también monitorea esporádicamente el ritmo cardíaco en segundo plano y envía una notificación en caso de identificar alguna irregular que puede interpretarse como fibrilación auricular (FA), la cual provoca en ocasiones un accidente cerebrovascular, la segunda causa de muerte más común en el mundo.

Cómo funciona la app ECG en el Apple Watch

Los electrodos integrados en la parte posterior de cristal y en la Digital Crown del Apple Watch Series 4, 5, 6 y 7 se combinan con la app ECG para permitir a los usuarios hacerse un electrocardiograma similar a los de derivación, prácticamente en cualquier momento. Únicamente se debe abrir la aplicación y mantener el dedo sobre la Digital Crown. Cuando el usuario toca ésta última, se completa el circuito y se miden los impulsos eléctricos del corazón. Una vez transcurridos 30 segundos, el ritmo cardíaco se clasifica como fibrilación auricular, fibrilación auricular con alto ritmo cardiaco, ritmo sinusal, frecuencia cardiaca alta o baja, registro no concluyente o mal registro. Todos los registros, sus clasificaciones asociadas y los síntomas detectados se guardan de forma segura en la app Salud del iPhone para que después se puedan compartir con los médicos.

Fotos: Apple

“Confiamos en la capacidad que tienen estas funcionalidades de ayudar a los usuarios a mantener conversaciones más informadas con sus médicos”, explica la Dra. Sumbul Desai, vicepresidenta de Health de Apple. “Con la app ECG y la notificación de ritmo irregular, los clientes podrán comprender mejor diferentes aspectos de su salud cardíaca de forma más significativa”.

Para habilitar estas nuevas funcionalidades de salud cardiaca, los clientes deben configurar en la pantalla detalles sobre quién puede usarlas, qué pueden hacer estas funcionalidades y qué no, qué resultados pueden obtener los usuarios, cómo interpretarlos e instrucciones claras de cómo proceder si presentan síntomas que requieran atención médica inmediata.

La capacidad de la app ECG para clasificar de forma precisa el registro de un electrocardiograma como fibrilación auricular o ritmo sinusal se validó con estrictos ensayos clínicos, lo mismo que la funcionalidad de notificación de ritmo irregular.

Así que si el Apple Watch ya había robado tu corazón, ahora, se encargará de monitorearlo y cuidarlo.

Pixel Pixel