Adiós 8K, este nuevo televisor Sony de 19 metros y 16 K ya está disponible por unos cuantos millones

Cuando surge un nuevo televisor, siempre es la misma historia: la pantalla se hace más grande, la resolución mejora y el diseño se vuelve más audaz. Es difícil que una marca en realidad destaque. A menos, claro, que seas Sony y tu nuevo televisor sea del tamaño de un autobús y cuente con una resolución de 16K sin precedentes.

A principios de este año, cuando Sony presentó el colosal televisor de 19 metros, la pantalla más grande de 16K de su tipo, pensó en venderlo exclusivamente a cines comerciales. Pero, oye, ¿por qué los cines deberían divertirse tanto? El titán tecnológico japonés anunció que el sistema de pantalla LED Crystal también estará disponible para la instalación en el hogar.

¿La mejor parte? El sistema utiliza tecnología modular, lo que significa que puede acomodar prácticamente cualquier tamaño y resolución deseados, desde un 4K de 5 metros hasta un épico 16K de 19 metros. Por supuesto, optamos por este último que presenta cuatro veces más píxeles horizontales que un televisor 4K y ocho veces más que un televisor 1080p de alta definición. Traducción: Ofrece una imagen impresionante en un espacio gigantesco.

«Crystal LED ofrece una relación de contraste de un millón a uno, los niveles de luz más precisos, una baja emisión de calor y una calidad de imagen que es absolutamente impresionante. Al ofrecer la pantalla en configuraciones modulares, los consumidores ahora tienen una nueva y emocionante opción para la transición de los sistemas de proyección domésticos y los televisores de pantalla grande «, dijo Mike Fasulo, presidente y director de operaciones de Sony Norteamérica.

La tecnología de micro-LED funciona como OLED, pero los módulos, que miden 16 x 18 pulgadas de tamaño con una resolución de 360 ​​x 360 con tres pequeños LED por píxel, son mucho más brillantes y producen 1,000 nits de brillo a pesar de tener la mitad del ancho de un cabello humano. La pantalla también cuenta con un área de superficie negra del 99 por ciento para garantizar un alto contraste y una alta resolución; imágenes sin desenfoque con altas velocidades de cuadros de hasta 120p; y un ángulo de visión de casi 180 grados.

Como es de esperar, la pantalla no será barata. Aunque Sony aún no ha publicado los precios, cada módulo cuesta aproximadamente 10 mil dólares. Eso significa que la unidad 4K (que tiene 72 módulos) costaría alrededor de 720 mil, mientras que la pantalla de 16K (con 576 módulos) podría costar hasta 5 millones de dólares, según Engadget. Pero piensa en las entradas de cine que ahorrarás al tener un cine en su propia casa.

Nota publicada anteriormente en Robb Report por Rachel Cormack