Sal de convencionalismos y regálale a tu mamá un Hamilton

Compartir

Una de las opciones que más nos han gustado en Robb Report México para regalar a mamá este año ha sido un reloj. Una pieza que con el tiempo se vuelve más valiosa y en muchos casos puede ser eterna, igual que el amor de una madre.

En esta ocasión nuestra recomendación se sale de los clásicos y por eso hemos elegido a Hamilton, una marca que si bien tiene una larga trayectoria (hasta Elvis lo usaba) en México lleva poco tiempo.

Para que no haya lugar a error, hemos elegido dos modelos muy distintos entre sí. Empecemos por el primero:

Hamilton Boulton

Esta hermosa pieza se presentó por primera vez en 1940 y desde el primer momento se convirtió en un clásico. De hecho, la nueva versión engloba lo mejor del espíritu americano de Hamilton de la década de 1940 y la precisión suiza de 2018. 

En su versión femenina el reloj se presenta en una caja muy original e inspirada en el estilo Art Déco. Su esfera blanca-plateada, realzada por un hermoso acabado nacarado y el contador de segundero pequeño nivelado anima la esfera, atrae todas las miradas.

A su vez, la delicada esfera y la emblemática caja de acero son realzadas por una selección de correas de piel de becerro de intensos colores con costuras tono sobre tono y grabado cocodrilo.

Hamilton Intra-Matic 

Quizás el modelo más vintage de la firma. De hecho, sus toques cálidos y los detalles ahumados nos evocan a los grandes salones y cafés de antaño donde se bebía buen Bourbon.

El Intra-Matic se inspira también en la abundante historia de Hamilton para presentar un modelo cuyos toques modernos realzan los auténticos detalles vintage de la familia de relojes American Classic. El resultado es un reloj que impone una verdadera tendencia.

La esfera curvada ahumada ostenta en el centro un tono más claro cuya intensidad va aumentando hacia los bordes. Además, el tono cambia con la luz reproduciendo el efecto de una pátina que se forma con el paso del tiempo, como sucede con una cazadora o unas botas de cuero.

Los índices pintados en la esfera deslumbran con sus colores metálicos, que hacen juego o contrastan con la caja de acero. Y un mecanismo automático plano, con dos agujas y función fecha, garantiza que la calidad característica de Hamilton prevalezca con su presencia y estilo.

¿Ya te has decidido?